Representantes de la empresa silledense Cociña Culinaria recogen hoy en el XVI Salón Internacional Hostelco 2012 de Barcelona el premio Excel45, que la distingue como una de las tres mejores sociedades españolas de restauración colectiva, junto con la zaragozana Aramark y la burgalesa Igmo. El reconocimiento "ex aequo" parte de la Asociación para el Desarrollo Tecnológico en Hostelería (ANTA) y es el veredicto resultante de unas 500 encuestas realizadas entre directivos y profesionales del sector a nivel estatal. La empresa, del grupo Sociser, y que dirige el silledense Manuel Colmenero, opera desde hace un año y medio en el polígono de Silleda, aunque su impulsor lleva ya unos ocho años en el sector. Dice que su éxito es fruto del "sacrificio".

-¿Cuál es la fórmula para conseguir, en tan poco tiempo, situarse a la cabeza del ranking de las empresas de restauración colectiva?

-Sin duda, el trabajo. Somos un equipo de personas que partimos todos con la ilusión de sacar adelante un proyecto de esta envergadura. Seguimos con esa ilusión y tenemos muchísima capacidad de sacrificio. Es fruto del esfuerzo y del trabajo de todos, sobre todo de la gente de producción. La mayor parte del mérito es de ellos, porque cuando la comida sabe bien quien tiene más mérito es quien la elabora.

-¿Qué aspectos han valorado los profesionales que participaron en la encuesta?

-Sus opiniones surgieron en base a una presentación del proyecto que se le envió al comité evaluador en la que se recogen datos tanto a nivel constructivo como de equipamiento tecnológico.

-¿Cuáles son sus principales clientes?

-Principalmente vendemos a colectividades: instituciones tanto públicas como privadas donde se mueven comidas en gran número. Estamos haciendo la restauración de las residencias de la tercera edad, centros de día, escuelas infantiles, comedores escolares, comedores de empresa, etc. Además, estamos empezando en la restauración para restaurantes. En la zona servimos a los comedores del colegio Manuel Rivero de Lalín e IES Pintor Colmeiro de Silleda, además de al servicio Xantar na Casa en la mayoría de los concellos.

-En la vorágine del estrés, sin tiempo casi ni para sentarse a comer, semeja el suyo semeja un sector en auge.

-Se está haciendo una línea de platos para restauración de venta directa que está pensada precisamente para las familias en las que, por falta de tiempo, no tienen posibilidad de comer un plato un poco elaborado. La comida que se elabora en cocinas colectivas está dando de comer posiblemente al 90% de la población que come fuera de casa. Es el caso de escuelas o fábricas, por ejemplo. Cada vez la restauración profesional está apostando más por esto, sobre todo en las grandes ciudades, donde hay restaurantes de nivel medio-alto en los que se elabora la cocina en una comida central. Sin ir más lejos, El Corte Inglés acaba de hacer una cocina central en Madrid.