El románico es un estilo artístico que en Galicia cuenta con magníficos ejemplos. En concreto, la comarca de Deza es una zona especialmente agraciada en ejemplos de arquitectura religiosa levantados con esos cánones medievales. Trasdeza cuenta con varios monumentos estudiados desde hace mucho tiempo por los especialista en el románico europeo como el coruñés Victoriano Nodar. Este historiador ha sido invitado por la Concellería de Cultura de Silleda para ofrecer esta noche, a partir de las 21 horas, una conferencia en el teleclub de Breixa sobre su iglesia parroquial, en el que destaca su rica y bien conservada decoración interior, caso de la variada imaginería representada en los capiteles (leones, centauros, aves, sirenas o grifos). Bajo el título A igrexa de Santiago de Breixa: entre a cultura letrada e a cultura popular, Nodar participa en una iniciativa municipal que se completa con una visita guiada al templo y que está enmarcada en un taller de artesanía orientado a poner en valor el rico patrimonio cultural de Trasdeza.

–Me imagino que ya conocía de antemano el templo de Santiago de Breixa, puesto que se estudia en su especialidad desde hace años.

–Por supuesto. De hecho, la había empezado a estudiar cuando comencé con mi tesis doctoral. Es más, tengo pendiente escribir un libro o una serie de artículos sobre el bestiario que aparece representado en este templo, algo poco usual en Galicia por esos años. Por lo visto, la asociación de mulleres rurais de esta parroquia han hecho productos de cerámica inspirados en estos elementos ornamentales. Mi objetivo es mostrarles cuáles son esas figuras y, sobre todo, lo que significan.

–¿En qué aspectos concretos centrará su conferencia sobre la iconografía que presenta Santiago de Breixa?

–Mi idea es abordar el tema del bestiario del templo desde tres puntos de vista distintos, pero relacionados

entre sí. El primero de ellos es la gran riqueza iconográfica de una iglesia rural como la de Breixa, donde se encuentran figuras que representan sirenas o arpías, más propias de una catedral o de un monasterio. En segundo lugar, otra de las características de Santiago de Breixa es que todas esas representaciones cuentan con inscripciones las describen, algo extraño y, también, escaso, dentro de la producción que conocemos del románico europeo. Y, por último, en tercer lugar, el fenomenal estilo de su maestro, la persona que realizó todas estas imágenes. Sabemos que no era procedente ni de Santiago ni de Carboeiro ni de ningún otro centro religioso del siglo XII próximo al templo. Lo hizo, desapareció y no dejó ni rastro. Se supone que es un maestro procedente de algún lugar de Castilla, o de incluso el sur de Francia.

–A propósito de Carboeiro, el Concello de Silleda tiene previsto cobrar 1 euro por acceder al cenobio y 3 o 4 por visitas guiadas o recorridos didácticos. ¿Qué le parece la medida?

–No estoy muy al tanto del asunto, pero sí te puedo decir que yo creo que estamos en un momento difícil desde el punto de vista económico y, hoy en día, los bienes de interés cultural no podemos pretender que sólo estén mantenidos por una administración que, por otra parte, se encuentra asfixiada en el ámbito económico. Pienso que es el momento adecuado para buscar una serie de fórmulas que permitan que los propios monumentos sean autosuficientes, es decir, que los monumentos generen el dinero suficiente para su conservación.

–O sea, que es normal que el ayuntamiento cobre por visitar un monumento como el de Carboeiro.

–Vamos a ver, Carboeiro es un monumento de primer orden en el románico europeo. Eso no se le escapa a nadie que, como yo, se dedica a la historia del arte, pero tampoco a nadie que se acerque por allí y contemple no sólo el cenobio sino también el entorno en el que está enclavado. Así que, si te soy sincero, no me parece mucho 1 euro por verlo. Incluso 4 o 5 euros es un precio más que razonable por una visita guiada a uno de los ejemplos del románico europeo más singulares. Supongo que serán muchos los visitantes que cada año querrán verlo. Espero que el dinero que se recaude revierta en la conservación del propio monumento porque así todos salimos ganando.

–¿En la conferencia de esta noche tiene pensado abordar el asunto del bestiario de Santiago de Breixa sin más, o introducir a los asistentes en lo que fue la época en la que fue realizado?

–Por supuesto. Mi idea es realizar una introducción sobre el románico y la Edad Media, en general, para explicarle a los presentes que entonces había dos culturas muy diferenciadas. Por un lado, estaba la letrada, en propiedad de los monjes y atesorada en sus conventos y monasterios, y, por otro, la que yo llamo cultura popular, que no era inferior a la de los clérigos, pero si diferente. Una de las grandes particularidades de Breixa es que en su bestiario podemos encontrar elementos del imaginario de ambas culturas. Por eso te decía antes que Santiago de Breixa es un templo atípico dentro del románico europeo del siglo XII, y la convierte en una iglesia tremendamente interesante.