Los portavoces del BNG en A Estrada y Forcarei, Xosé Magariños y Anabel Gulías, respectivamente, comparecieron en la mañana de ayer en la sede estradense del Bloque para presentar una moción que los nacionalistas están presentado en todos los concellos gallegos y en la que se denuncian las "comisiones abusivas" que cobran los bancos a sus usuarios.

Los dos ediles aseguraron que de mayo a julio se percibió un notable incremento en estas comisiones que, manifestaron, pasaron del 6 al 14,28%. Añadieron que estos costes son muchas veces "nada transparentes".

Anabel Gulías hizo hincapié en que este tipo de mociones sirven para ver, en función del voto de las distintas fuerzas políticas, "de que lado están, si del de los vecinos o del de las entidades financieras".

La propuesta del BNG pretende que las corporaciones estradense y forcaricense se posicionen claramente sobre esta cuestión y pidan que la Xunta inste al Gobierno Central a tomar postura en esta materia, solicitando asimismo que se realicen supervisiones. Pide también el BNG que se obligue a las entidades financieras a informar a los clientes con máxima transparencia sobre las comisiones que se le cobran.