La crisis ha reducido de 18 a 14 el número de empresas de Deza que facturan más de diez millones de euros al año, según los datos del directorio económico Ardán 2010, elaborado por el consorcio Zona Franca de Vigo y que recoge los balances cerrados del ejercicio 2008. Durante este año se desencadenó la crisis en la comarca; de hecho, entre las cuatro empresas que han desaparecido de los primeros puestos del ránking comarcal figuran las extintas Proinsa (Lalín) e Ibaser (Agolada). Tampoco está Portaglas, absorbida por La Veneciana Iberiaglass, multinacional que se consolida como la segunda con mayor volumen de negocio, tras aumentar un millón de euros con respecto a 2007. Desbanca del segundo puesto a Inasus, cuya facturación se resiente en casi 7 millones. Por el contrario, la constructora Taboada y Ramos se consolida como la firma con mayor facturación, al pasar de 51,42 millones a 68,8, lo que supone más que la suma de sus dos perseguidores.

Pero el caso de Taboada y Ramos, centrada en la obra pública, es la excepción, pues la tónica general durante 2008 fue la pérdida de negocio. Así, entre las catorce punteras facturaron 342,71 millones de euros, lo que supone una caída del 10% con respecto a los 380 millones de 2007 y de casi el 7% sobre los 367 de 2006, ejercicios ambos de bonanza para la economía de la zona. Nutrimentos del Campo SA (Nucamsa), de Dozón, y Cometal Inpesa SL, de Silleda, son las primeras empresas de fuera de Lalín en el ránking. Sus facturaciones experimentan subidas de 7 y 10 millones, respectivamente, en un año. Además, Cometal Laro facturó otros 2,3 millones. La otra firma no lalinense del top 14 es Industrias Guerra, de Vila de Cruces, que pasa del 17º lugar al 12º, con un millón más.

Pumade, dedicada a la carpintería, cae un puesto al rebajar su facturación en un par de millones, mientras que Metaldeza asciende al octavo lugar, con casi cuatro millones más. En los primeros puestos de la lista aparecen dos firmas en apuros: Industrias González, que, sin embargo, facturó 6 millones más en 2008 que en el curso anterior, y Géneros de Punto Montoto, que cayó en la misma proporción, siendo superada como primera industria textil por Florentino, que mantiene su volumen. También sigue en parámetros similares el matadero de Botos. Completan la lista Megodeza, que gana dos millones, y Promotora do Deza, una de las novedades de la lista.

Las otras dos son Construcciones Rafer, también en el sector de la construcción, y Gallega de Suministros Industriales (GSI) 2020, que se dedica a la ferretería. Ambas se encuentran en el tramo de las que facturan entre cinco y diez millones de euros al año. Son trece las firmas en esta siuación, la misma cantidad que en 2007, aunque con entradas y salidas, caso de la finiquitada Granitos Monte Faro, única representante de Rodeiro. En plena crisis del ladrillo de 2008, destacan las pérdidas de volumen de negocio sufridas por la promotora Auregon, que pasa de 18,7 a 8,16 millones, y la constructora Antonio Framiñán, de 12,5 a 7,6.