Miembros de la lista que impulsa una escisión del PP para tratar de alcanzar la Alcaldía de A Estrada en los próximos comicios municipales acusaron ayer un recrudecimiento de las presiones por parte del entorno popular. Tal es así que hasta se temen que algunas personas que ya habían confirmado su compromiso con esta causa puedan echarse atrás en el último momento. Durante la pasada jornada y hasta altas horas de la noche, continuaron con intensidad los trabajos de definición de esta candidatura. Se intentan concretar ya los puestos cuarto y quinto, para los que se perfilan el joven gestor Juan Manuel Porto y una joven de Berres con estudios ligados a la economía y que desarrolla su labor en una conocida y puntera empresa de A Estrada, Irene Cao. Por su parte, José Manuel Reboredo suena como líder del equipo junto al industrial Juan Torres y a la ingeniera de Caminos, Canales y Puertos Sonsoles Carbia, miembro de una conocida familia de empresarios estradenses, para los puestos 2 y 3.

Mientras que impulsores de la candidatura admitían que Juan Torres se perfilaba para el segundo puesto y confirmaban a Sonsoles Carbia en el tercero, el mueblista estradense evitaba pronunciarse acerca de si iría en la candidatura, manteniendo una posición equidistante entre participar tras serle formulada la propuesta o permanecer al margen de toda ligazón política.

En la actualidad, se siguen barajando diversas siglas bajo las que presentar esta alternativa para las próximas elecciones. Lo que está claro es que, aparte de un fuerte respaldo empresarial, esta opción contaría con el apoyo de políticos populares y de un ex edil socialista, que se han comprometido a trabajar desde la sombra por esta causa.

De manera más visible, se confía en la vinculación a la lista del comercial de seguros Daniel Picáns, muy conocido en A Estrada al regentar su familia un conocido establecimiento hostelero, y suenan con fuerza la presidenta de la Asociación de Mulleres Rurais de Arnois, María José Couto; un joven de Arnois que responde al nombre de José María; y personas residentes en las parroquias de Orazo y Rubín así como en la zona de Vea. Un ex pedáneo pasaría a formar parte de los últimos puestos de la lista en tanto que otro ex alcalde de barrio respaldaría con su trabajo esta candidatura.

La confluencia de todas estas personas -varias de ellas muy críticas con la labor de Ramón Campos y también con las formas con las que el PP rechazó a José Manuel Reboredo- y la propia dimisión de éste parecen apuntar, como indicaba el lunes el propio alcalde Ramón Campos, a que el anterior responsable de Urbanismo, Cultura y Educación haya podido aceptar ya la propuesta de liderar la candidatura independiente creada por una escisión del PP, aspirando el próximo mes de mayo a alcanzar la Alcaldía.

Y es que, como anticipó ayer FARO, la candidatura independiente quiere convertirse en llave para la formación del gobierno local. Sus integrantes pretenden cosechar en las urnas respaldo para al menos tres ediles, con el propósito de "pactar co mellor postor: PP ou PSOE", alcanzando si es posible la Alcaldía.

Reboredo da su versión el viernes

Aunque estaba previsto que José Manuel Reboredo compareciese esta mañana ante los medios de comunicación local para esclarecer los motivos que le impulsaron a presentar el pasado lunes su dimisión como concejal de Urbanismo, Cultura y Educación -y, por tanto, como responsable de A Estrada Dixital- finalmente esta comparecencia pública no se producirá hasta el viernes. Cabe esperar que Reboredo despeje entonces todas las incógnitas sobre si está dispuesto a encabezar esta alternativa política. De igual modo, podrían confirmarse ya los nombres esbozados en esta información.

En tanto que dentro de la candidatura escindida del PP se trabaja a contrarreloj para definir la lista, el PP continúa sin secretario general, puesto que ocupaba Reboredo. Aunque se esperaba que el presidente local y el alcaldable , Jesús Palmou y Miguel de la Calle, fijasen ayer la fecha de la reunión en la que el comité ejecutivo designase secretario general, todo apunta a que aún tardará unos días.