Si algo se le ha venido reconociendo desde hace años a José Manuel Reboredo es su capacidad de trabajo y su apoyo incondicional a las siglas del Partido Popular. Fueron 16 años de férrea entrega que se rompieron por las cuestionadas formas que tuvo el PP de prescindir de él de cara al próximo reto electoral. Un dolido Reboredo ponía entonces punto y final a su labor como secretario general de la formación. Era el principio del fin. El hasta ahora edil de Cultura, Educación y Urbanismo, también responsable político del proyecto A Estrada Dixital desde 2003, puso a disposición sus carteras y clausuró al cerrar la puerta de su despacho su etapa de hombre de partido. Todo apunta a que de cara al 27 de mayo le toque ser rival.

Reboredo comenzó su carrera política en A Estrada en el año 1991, junto con Manuel Arca, Manuel Somoza y el desaparecido Manuel Bernárdez en la candidatura que encabezaba Elvira Fernández. Tras permanecer un año en la oposición, cuando comenzó a fraguarse el pacto entre el PP y la candidatura independiente AIDAE que aupó a la Alcaldía a Ramón Campos a través de una moción de censura, Reboredo se mantuvo fiel a Elvira hasta que ésta cedió y Campos obtuvo una posición preponderante sobre ella.

Desde entonces, la política comenzó a ganar cada vez más terreno en la vida de este maestro estradense, de 49 años de edad, casado y con 2 hijos, que desde los 90 asumió la organización de las campañas electorales de los ámbitos local, autonómico, nacional y europeo. Su labor dentro de la corporación municipal se vinculó de manera especial al ámbito de la Cultura y la Educación, campo de acción que tras las elecciones municipales de 2003 y un episodio que desveló la crisis interna del partido ampliaría al asumir la "patata caliente" de sacar adelante el Plan Xeral que tanto precisa A Estrada.

Ahora, cuando su nombre suena como el de un más que posible líder de una candidatura independiente, obtiene respaldo en buena parte de los que fueron sus compañeros de filas en el PP local. Para los primeros puestos de su hipotética candidatura, suenan con fuerza un conocido empresario del sector del mueble y una ingeniera de Caminos, Canales y Puertos, salvo sorpresa de última hora, tras caerse de la nómina recientemente un conocido abogado. Una amplia relación de empresarios e incluso pedáneos completan la relación de sus apoyos, que permanecerán en la sombra. La filosofía de esta candidatura independiente sería pactar "co mellor postor: PP ou PSOE".