El Concello de Lalín pretende mantener la titularidad municipal del Pazo de Liñares y afrontar un proceso de rehabilitación de sus construcciones y su entorno para destinarlo a edificio polivalente y sociocultural en el que se instalará, casi con total probabilidad, el futuro Museo do Cocido, según confirmó ayer el alcalde, Xosé Crespo, que presentó su propuesta junto al edil Román Rodríguez y al redactor del anteproyecto, Javier Bugallo.

El regidor se mostró confiado en que el Estado destinará parte del 1% cultural de la obra del TAV en Galicia a la restauración de esta casa noble, aunque reconoció que sería legal que no lo decidiese así. En todo caso, aseguró que los perjuicios que causa este tren a Lalín y la buena colaboración del concello le hacen "acreedor moral" de la inversión. "Fago esto porque falei con xente que me dixo que tiña posibilidades de que financiaran o 100% da restauración", indicó Crespo, que añadió que de este modo se podría mantener la titularidad municipal, ya que en caso contrario habría que recurrir a una concesión o a otras vías para pagar el arreglo del recinto.

En cuanto al anteproyecto, Javier Bugallo indicó que se actuará en una superficie de 10.690 metros cuadrados, de los que 2.500 corresponden a las diferentes edificaciones. El pazo es la más grande con 2.200 metros, aunque la idea es hacer un proyecto integral con fines públicos, sociales y culturales que también incluya la antigua capilla y el horno-cobertizo. El urbanista reconoció que su estado en la actualidad -tras décadas de abandono- es lamentable, ya que la cubierta y el entarimado de madera del pazo están bastante dañados y el templo y el otro edificio ya carecen de tejado. Eso sí, indicó que la estructura es muy sólida y no hay ningún riesgo de derrumbe, aunque admitió que no se puede andar por alguna planta ya que los suelos de madera están degradados y podridos.

En el inmueble, del siglo XVII, hay una parte dos siglos más antigua, correspondiente a una fortaleza, que se pretende preservar. Por lo demás, se aspira a conseguir que las salas de las tres plantas sean lo más diáfanas posible para instalar el Museo do Cocido, con una superficie de 300 metros cuadrados; y una sala de exposiciones temporales, de 200, en la planta baja. En otros niveles, habría aulas convertibles en salas de diferentes espacios con vistas a la huerta a través del balcón, dependencias más pequeñas, aulas para actividades formativas como escuelas taller e incluso un restaurante.

En el recinto, que permanecerá bajo titularidad municipal si se consigue el 1% cultural, se pretende instalar el Museo do Cocido, que aparte de su lado gastronómico lo recogerá como eje fundamental de la historia, la cultura y la etnografía de Lalín. En todo caso, Crespo, que cree que a lo largo de la próxima legislatura el pazo estará rehabilitado y se podrá trasladar allí alguna Encomenda, apuntó que también cabe la posibilidad de instalar ese museo en la actual casa consistorial cuando se produzca el traslado el "Castro tecnolóxico" de O Regueiriño. Respecto a las actividades que el concello pretende organizar, además de esta muestra permanente, figuran colecciones temporales, clases de escuelas-taller o el Máster de Moda, actividades, desfiles o congresos de empresas de Lalín e incluso para obtener beneficios por su arrendamiento a firmas o instituciones foráneos que quieran utilizar el pazo.

Aparte de rehabilitar el pazo y sus inmuebles anexos, los 2,3 millones de euros del anteproyecto también contemplan reordenar la huerta y la era como espacios verdes y la ampliación del acceso a través de la pista Prado-Barcia. Este vial tiene tres metros de anchura y será necesario ampliarlo, así como dotar de una zona de aparcamientos a la entrada, justo en un prado situado fuera del recinto amurallado que ya es de propiedad municipal.

Este anteproyecto será presentado durante la próxima semana a los vecinos de la parroquia de Prado a fin de que conozcan las intenciones del concello para un inmueble situado en su zona. "É unha deferencia que queremos ter con eles", indicó Crespo, que acudirá con Javier Bugallo.-