El Café Bar Orly sufrió un asalto en la madrugada de ayer que se saldó con la sustracción de una máquina tragaperras, una televisión de pantalla plana y la registradora cargada con 300 euros, según declaraciones del propietario del local.

Los hechos tuvieron lugar alrededor de las 5.30 horas de la madrugada de ayer. Fue entonces cuando los asaltantes forzaron la puerta principal de la cafetería para acceder a su interior. A pesar de que la alarma funcionó correctamente, los vecinos no pudieron aportar ningún dato sobre los ladrones de cara a facilitar su identificación. Así lo pudieron comprobar los agentes de la Guardia Civil de A Estrada tras hablar con los residentes de la zona. La máquina tragaperras se encontró a las pocas horas en el polígono de Toedo, forzada y sin ningún dinero en su interior, según manifestó el afectado incapaz de calcular la cantidad de euros que podría tener acumulada. Éste destacó que dos años atrás sufrieron en el mismo local otro asalto de características muy similares, aunque en aquella ocasión también se llevaron la expendedora de tabaco. En todo caso el Café Bar Orly, uno de los establecimientos más conocidos de la villa, pudo volver a abrir sus puertas ayer mismo después de reponer los objetos robados durante la misma jornada.