La comisión de selección de la segunda convocatoria de las viviendas de protección autonómica para jóvenes de Lalín aprobó una lista provisional de ocho adjudicatarios, excluyendo a los otros seis demandantes que se presentaron a este nuevo proceso con una oferta de 13 pisos que construirá la empresa Geslander en la urbanización de O Regueiriño. De este modo, y pese al segundo intento efectuado para evitar que hubiera viviendas desiertas, las expectativas no se han cumplido y un total de cinco pisos han quedado desiertos, medida que favorece a la firma constructora ya que en principio podrá destinarlos al mercado libre.

Con la presencia de los ediles Camilo González, Román Rodríguez, Marta Lázara y Francisco Vilariño, la comisión analizó las 14 solicitudes y decidió aprobar una lista provisional de adjudicatarios conformada por Orfa Nery Restrepo Ocampo, María José Márquez Rey, Mónica Pereiro Pájaro, Sandra Dobarro Estévez, María Teresa Fernández Amaro, Ricardo Pol Varela, Micaela Pérez Mera y Ramón Gil Fernández.

De este modo, queda prácticamente concluido el proceso después de que en la primera convocatoria se adjudicaran 15 pisos tras excluir a 24 personas por incumplir algún requisito y en esta segunda fase estén casi concedidos un total de 8, por lo que finalmente habrá 23 beneficiarios de esta medida residencial y 5 pisos que quedan libres.