En el pleno de ayer, se modificaron sendos expedientes de crédito de 158.000 y de 38.043 euros para pagar gastos corrientes y la obra de reparación del puente de Castrorramiro (A Somoza). En el turno de ruegos y preguntas, el líder socialista Manuel Otero Espiño ironizó con que al alcade "ás veces encéndenselle os motores" y le pidió mayor mesura en sus ataques al Gobierno civil, en alusión a sus declaraciones en relación con la paralización de las obras del cuartel. Campos se reafirmó en que "é unha vergonza como está o cuartel" y en que los agentes están en "condicións precarias". El BNG rogó entonces que no se desaloje a la Guardia Civil de las instalaciones municipales. El alcalde le dio la razón y garantizó que los efectivos de la Benemérita "non se van a desaloxar".