La Oficina Municipal de Información ao Consumidor de Lalín, dependiente de la Axencia de Desenvolvemento Local, ha atendido un total de 86 reclamaciones y consultas en el primer semestre del presente ejercicio. Todas ellas han sido atendidas de manera personal, descartando los usuarios el contacto telefónico.

Precisamente, las quejas en materia de comunicaciones son las que lideran el ránking de denuncias en la oficina del consumidor lalinense, ya que existen 14 por telefonía fija, como altas sin autorización o bajas con continuidad de cobro, y 9 por telefonía móvil, referidas básicamente a problemas de facturación. Del mismo modo, también se producen nueve alegaciones por el servicio de suministro de gas.

A continuación, se localizan siete reclamaciones en materia de energía eléctrica, cinco de reparación de automóviles, cinco relacionadas con la ropa y el calzado y cuatro con la alimentación.

Posteriormente, se han detectado tres reclamaciones en varios sectores, como el de los servicios públicos prestados por la administración, el alquiler de viviendas, la venta a distancia -en lo referente a televenta o compras realizadas por correo-, el servicio prestado en la hostelería y la restauración y los realizados por establecimientos de tintorería.

A continuación, se sitúa el paquete de ramos que han registrado dos denuncias, como la adquisición de viviendas, los automóviles usados, la atención de entidades bancarias, las compañías aéreas, los muebles o el transporte público por carretera.

Finalmente, se detectado una alegación en los sectores de los coches nuevos, los seguros de los vehículos, la asistencia técnica de los electrodomésticos, la sanidad privada, las agencias de viajes y las academias de música.