La empresa Espina y Delfín contactó ayer con el edil de Obras, Camilo González, para solicitarle que ordene el cese de riegos y de llenados de piscinas durante el próximo fin de semana, ya que el escaso nivel de agua almacenada podría llegar a disminuir en los próximos días ante la previsión de unas temperaturas bastantes elevadas en el municipio lalinense. Por el momento, la firma no ha obtenido ninguna respuesta por parte del primer teniente de alcalde.

Espina recordó que el pasado miércoles se produjeron riegos en el polígono pese a llover en la jornada anterior y pidió al concello que se suspendan estas actividades unos días para poder garantizar el suministro.

De hecho, la empresa está convencida de que si cesan estas actuaciones se podría recuperar el nivel del almacenamiento de agua hasta los 4 metros -3 millones de litros-, ya que el consumo baja los fines de semana al haber menos gente en Lalín.