Sigue la racha de grandes resultados en el escenario internacional para Saleta Castro. La triatleta pontevedresa, de 35 años, alcanzó el tercer puesto en el Patagonia Xtreme Triathlon, una durísima carrera de resistencia en la modalidad Ironman que tomó la salida desde el fiordo de Aysén, en Chile.

Castro, que acabó por detrás de las británicas Caroline Livesey y Maggie Rusch, completó un recorrido de 3,8 kilómetros a nado en las frías aguas del río Aysén, que dio paso a 180 kilómetros en bicicleta, desde la Carretera Austral hasta el Cerro Castillo. De ahí, el tramo final, a pie, llevó a la pontevedresa por 42,2 kilómetros de montaña y carreteras de piedras y escombros siguiendo el curso del río Ibáñez hasta el lago General Carrera, en pleno corazón de la región patagónica.

Este resultado se suma al segundo puesto obtenido en el Infinitri Half de Media Distancia en Peñíscola (Alicante) y al undécimo puesto que logró el pasado mes de septiembre en el Europeo de Triatlón Cross celebrado en Bilbao, donde cuajó un gran tramo de natación que la situó entre las mejores durante toda la carrera.

En 2021, Saleta Castro ya se posicionó en la élite continental del triatlón en su modalidad cross y larga distancia, con victorias en Portugal y un top-10 en el Mundial de esta última disciplina, celebrado en la localidad neerlandesa de Almere.