Los pupilos de Irene Vilaboa se despedirán oficialmente de la segunda división del balonmano nacional tras disputar hoy (19.00 horas) en la localidad barcelonesa de Sant Quirze del Vallés el último partido de la fase por la permanencia en División de Honor Plata, ante un Hándbol Sant Quirze que se ha mostrado dominante y continuará una temporada más en la categoría.