El Poio Pescamar podría complicarse su clasificación para el play off por el título de liga tras su tropiezo de ayer frente a uno de los rivales de la parte baja, el Penya Esplugues. El conjunto rojillo pagó su falta de acierto con un empate a un gol frente a uno de los equipos que está peleando por la permanencia en la Primera Femenina y puso en bandeja al Melilla Torreblanca adelantarlo en la clasificación, en la que está a un solo punto y con un partido menos tras el aplazamiento del que debía disputar ayer contra el Sala Zaragoza.