Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Si el equipo no estuviera tan implicado no lo habríamos logrado”

Rodríguez, rodeado por los suyos tras un manteo en el alirón. | // FDV

La euforia de la semana pasada vivida en Pasarón se contagió en la delegación granate trasladada a Palencia para vivir el último partido de la temporada en Segunda RFEF.

Tras el empate y el título del Grupo I, Ángel Rodríguez, técnico del Pontevedra, se mostraba muy satisfecho tras lograr el ascenso directo a la tercera categoría del fútbol patrio, con un empate sufrido ante el Palencia Cristo Atlético, uno de los mejores equipos de la segunda vuelta liguera.

“Venimos de Pontevedra, se desplazan 200 aficionados a animarnos y debemos ser profesionales y debemos respetar un escudo y una ciudad. Pero sobre todo, a una masa social que está detrás de nosotros y que lo ha estado en este último tramo de liga. Lo menos que podíamos hacer era competir”, valoró el técnico leonés, que no quiso ir más allá de pensar en festejar el triunfo en liga y tomarse unas merecidas vacaciones después de la presión sufrida durante toda la temporada para alcanzar el liderato y el ascenso directo.

“Pienso en descansar, en tomarme unas vacaciones de puta madre y en celebrar el hecho de llevar a un gran equipo como es el Pontevedra y disfrutar, porque creo que ha sido una temporada difícil, dura. Al final parece que todo ha sido más fácil o que el Pontevedra estaba diseñado para ser primero porque sí y porque sí no son las cosas, si no las haces bien”, afirmó Rodríguez, sin filtros, consciente de que la temporada llega a su fin, pero agradecido al grupo humano al que ha dirigido en estos últimos meses.

“Si no se implica el vestuario y el equipo como lo ha hecho todo el año difícilmente se hubiera conseguido el objetivo”, afirmó.

Rodríguez también tuvo palabras de agradecimiento para todos aquellos jugadores que han contado con una cuota menor de protagonismo, que gozaron de minutos ayer en Palencia.

“Se merecen jugar y cuando te das cuenta de que durante un año tienen pocas posibilidades o menos posibilidades que otros, pero sí pueden competir, lo que pasa es que los entrenadores tenemos tendencia a ser continuistas cuando las cosas van bien”, subrayó el entrenador granate.

“En este caso, el último tramo de temporada ha sido muy bueno, hemos ganado muchos partidos y no tenía necesidad de hacer cambios. Hoy podía hacerlos, sabía que iban a competir bien y estoy orgulloso de eso. Lo que pasa es que durante el año uno toma decisiones y tiene más perfilado el once de una manera que de otra”.

Compartir el artículo

stats