“Para jugar 90 minutos, lo dudo, pero está para ser titular”. Así se refiere el entrenador del Pontevedra a Rufo y su posibilidad de volver a salir de inicio tras haberse recuperado de su lesión en el tobillo. El delantero madrileño ha contado ya con minutos en los últimos partidos, pero siempre entrando desde el banquillo y mañana contra el Bergantiños (Pasarón, 17.00 horas) podría recuperar la titularidad y formar pareja en la punta de ataque junto a Charles. Es una de las opciones que baraja Ángel Rodríguez para tratar de reconducir la dinámica irregular con la que ha arrancado la segunda vuelta (un empate, una victoria y una derrota), recuperando un sistema con el que el conjunto granate reaccionó después de un mal inicio de temporada.

“Es lo que decimos siempre, ¿qué es mejor, darle los primeros minutos o los últimos?”, plantea el técnico leonés, que lo único que tiene claro al cien por cien es que “Rufo de aquí a final de temporada tiene que ser un jugador fundamental para nosotros y lo que tenemos que intentar es ponerlo bien cuanto antes y, evidentemente, donde se pone bien un jugador es jugando”.

Sobre ese cambio de sistema para volver a jugar con dos delanteros en punta, Ángel Rodríguez explica que “evidentemente todos los jugadores tienen una forma de jugar y cuando la ponen al servicio del colectivo unos le dan un toque diferente a otros. Rufo y Charles son dos nueves de área, Brais es un jugador que se mueve por diferentes zonas y que te ayuda a tener más posesión de balón, pero al final son decisiones en función del rival también y de cómo estén ellos”.

Así, la gran duda que tiene el entrenador granate es la del lesionado Diego Seoane, que el jueves completó un entrenamiento “algo más exigente” y ayer trabajó con el grupo, “pero ha hecho poquito, lo que hemos hecho ha tenido que ver con el balón parado sobre todo”, por lo que dependerá de cómo se encuentre tras la sesión de hoy, en la que “va a probar un poquito más y en función de cómo esté y las sensaciones que tenga decidiremos. A día de hoy, creo que es mejor no forzar. Como he dicho siempre, hay que ser cauto con este tipo de lesiones porque las recaídas son un contratiempo grande siempre”.

Recuperar la dinámica

El míster se refirió también al estado del césped de Pasarón. “El campo tiene arena. Está mejor porque hace un tiempo que se le echó y la hierba va saliendo. Da igual cómo esté el campo, al final tenemos que estar bien nosotros; somos más importantes que el campo, que el rival y que cualquier otra cosa. Pasarón tiene que ser un campo que esté bien siempre porque es un campazo. Nosotros nos adaptaremos a cómo esté. Si nos fue bien contra el Móstoles y el campo estaba peor, no sería excusa de no conseguir un resultado positivo”, destacó el entrenador del Pontevedra.

Ángel Rodríguez quiere recuperar cuanto antes la buena dinámica en la que estaba inmerso el Pontevedra al final de la primera vuelta, sobre todo tras su tropiezo del pasado sábado ante el Leganés B (2-0). “Realmente ha sido el único partido en el que yo no he reconocido a mi equipo”, admitió el técnico, que explicó que “llevábamos una dinámica muy buena y somos capaces de volver a coger una dinámica así. Hemos peleado y hemos hablado para que eso empiece ya a partir de esta semana. En una temporada es muy difícil mantener una línea tan alta como la que estábamos manteniendo”.