El alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, y el presidente de la Escuela de Piragüismo Ciudad de Pontevedra, Óscar Ponte, estamparon ayer en el Concello su firma sobre el protocolo de colaboración entre el club y el Concello para la reforma integral y modernización de la nave de deportes náuticos situada en el Peirao das Corvaceiras, destinado a sede de esta entidad y del Club de Salvamento Acuático de Pontevedra (Sapo). Con este acto de formalización de la firma, al que también asistieron el teniente de alcalde y concelleiro de Deportes, Tino Fernández, y la vicepresidenta del club, Jenifer Casal, se da luz verde para que Portos de Galicia le pueda renovar a la Escuela la concesión para la gestión de las instalaciones, situadas en Dominio Público Portuario.

A través de este protocolo se determina el coste y el financiamiento de las obras necesarias para la conservación, rehabilitación y reforma integral de estas instalaciones, garantizando la seguridad de las personas usuarias y el mantenimiento de su uso deportivo sin ánimo de lucro para el fomento de la práctica deportiva y demás deportes náuticos. En base a este acuerdo, el Concello aporta una memoria valorada con un programa de necesidades elaborada por el Servizo de Deportes y una valoración económica realizada por el Servizo de Arquitectura, destinando una aportación económica de 375.170 euros a este proyecto para reformar las viejas instalaciones y dotarlas de servicios modernos y espacios que den respuesta a las necesidades de los clubes.

Tal y como explicó el alcalde, “el protocolo da pie a que Portos de Galicia haga una cesión por los años suficientes para rentabilizar la inversión de mejora de las instalaciones de las Corvaceiras”, sellando el compromiso del Concello de elaborar el proyecto y de otorgar una subvención para efectuar la ejecución de las obras. “La nave –subrayó Lores– se encuentra en unas condiciones lamentables y necesita una mejora y ampliación. Una vez tenga el protocolo, la Xunta hará una cesión por unos 35 o 37 años, el Concello conatará la redacción del proyecto y, a partir de ahí, consignaremos la subvención correspondiente”.