Entre la abultada victoria el pasado domingo en Pasarón ante el Palencia Cristo Atlético y el alto en el camino de este próximo fin de semana sin competición (aunque hoy la plantilla tiene un partido de entrenamiento contra el Celta B en Barreiro desde las 12.00 horas), la agenda del Pontevedra paró ayer para dar el galardón Xogador Estrella Galicia al mejor jugador granate del mes de diciembre, que fue a parar a manos del zaguero ourensano Diego Seoane. Este jugador, de 33 años, se ha convertido, con su rendimiento, en una pieza fija en el lateral derecho del esquema habitual de Ángel Rodríguez.

Tanto es así que el preparador castellano leonés ha contado con el jugador formado en la cantera del Deportivo de la Coruña en los 180 minutos disputados en diciembre, y ha jugado hasta el pitido final 17 de los 18 encuentros disputados hasta la fecha por la escuadra granate.

En una plantilla que en algunos aspectos se queda corta, Seoane, con 1.513 minutos, es el cuarto futbolista granate con más tiempo de juego disputado sobre el césped, por detrás de Víctor Vázquez (1.515), Charles (1.590) y David Soto (1.620).

El conjunto, lo principal

Aunque se mostró agradecido por el reconocimiento individual, Seoane no quiso alejarse de la misión del grupo, con los ojos puestos en seguir con esta buena dinámica que contabiliza los seis últimos partidos del equipo como victorias.

“Estamos en una buena dinámica y parar ahora no nos afecta. Seguimos todos muy concentrados y la moral está muy alta”, afirma el lateral ourensano.

En un equipo tan ofensivo, con el desempeño estelar de jugadores como Charles, Román o Yelko, Seoane reconoce las virtudes del conjunto y su rol en los planes actuales del Pontevedra.

“La plantilla tiene muchísimo nivel. La verdad es que me estoy divirtiendo como un enano. Estoy disfrutando mucho”, reconoce el jugador ourensano, que destaca sobre todo la calidad del equipo “por dentro”, la cual “libera más a los que estamos fuera”, afirma el lateral, que se ve en sintonía con lo que Rodríguez espera del equipo sobre el césped.

“El entrenador está como loco porque ataquemos y le gusta hacernos participar del ataque. En ese sentido, todo va muy bien”, analiza.

En el último encuentro, con la victoria por 4 a 1 contra el Palencia Cristo Atlético, gran parte de las acometidas pontevedresas se cocinaron a través de su banda, con Seoane flanqueando a Alberto Rubio e incluso llegando hasta la línea de fondo para centrar en un par de ocasiones. En defensa, aportó sobriedad y seguridad, a pesar de que el conjunto palentino transitó más por el otro costado.

Sin embargo, tanto el defensa como el equipo siguen centrados en alcanzar el liderato y pensar ya en una segunda vuelta con escaso margen de error. “Tenemos que mirar por nosotros y puntuar de tres en tres para llegar a ese primer puesto que todos deseamos. No podemos hacer más que conseguir los próximos tres puntos, en eso estamos”, reconoce.

De este modo, con el premio al Xogador del Mes de diciembre, Seoane, que ha disputado partidos en Primera con el Deportivo y ha jugado las cuatro últimas campañas en el Racing de Ferrol, se une a otros compañeros como Charles, que recibió la misma enseña en septiembre, Alex González y Yelko Pino, cuyo reconocimiento en octubre fue conjunto, y el mediocampista joven Miguel Román, al que se le destacó su rendimiento individual en el mes de noviembre.