El Club Tenis de Mesa Monte Porreiro regresó el pasado fin de semana a la competición tras el parón navideño con la disputa de hasta ocho encuentros de diferentes categorías celebrados en el pabellón de Príncipe Felipe. Destacó por encima de todos el que disputó el equipo de Superdivisión masculina, que empezó el año con un empate en el derbi gallego contra el Arteal Compostela SD.

El encuentro estuvo muy reñido y los locales se llegaron a poner por delante 1-3, pero el Arteal demostró por qué es uno de los claros favoritos al título de liga, anotándose los dos últimos puntos en juego para salvar un empate. “Estamos muy contentos con este punto, con este ambiente y sobre todo por la tranquilidad que nos da empezar el año con tan buenas sensaciones”, comentó el entrenador del Visit Pontevedra, Fernando Álvarez.

Además, también se disputaron dos partidos de División de Honor, masculina y femenina, que se celebraron simultaneamente. Cara y cruz para el cuadro pontevedrés en unos encuentros que superaron las cuatro horas. El Monte Porreiro Pub Patrimonio se impuso al Vilagarcía Tenis de Mesa, pero el Visit Pontevedra femenino no fue capaz de doblegar al líder, el Cidade de Narón, cediendo por un ajustado 3-4.

Por encima de todo destacó el gran ambiente deportivo que se vivió en el pabellón de Príncipe Felipe, donde también tuvieron lugar otros cinco partidos de ligas autonómicas y provinciales, siguiéndose en todos ellos un estricto protocolo COVID.