Teniendo en cuenta el nivel que la clase gallega de Vaurien tiene en el mundo, el de este campeonato organizado por Marina Combarro ha sido realmente extraordinario, con regatistas que han sido mundialistas y que han dado lo mejor de sí mismos en una cita que ha tenido dos brillantes talentos, Toné Pérez y Laura Llópiz, que han ofrecido una verdadera “Clase Magistral” proclamándose campeones del Trofeo Repsol y, por ende, poseedores del máximo cetro absoluto de la clase, habiendo firmado durante todo el campeonato seis primeros puestos parciales en las siete mangas disputadas, desechando en el descarte un tercer puesto que fue, a tenor de los visto, “su peor resultado”.

La segunda plaza del listado de la general también se fue para Vigo, siendo Pablo Cabello y David Fernández sus dueños, realizando un buen campeonato y siendo, con los terceros del peldaño del podio, Nacho Campos y Yolanda Bastos, del Club Deportivo Alagua, los únicos en seguirle el ritmo a Pérez y Llópiz.

Muy cerca de este puesto bronce se quedaron las cuartas clasificadas en el absoluto, las pontevedresas Paula y Paloma González que, por el contrario, fueron las más galardonadas en la entrega de premios celebrada en las instalaciones del restaurante Deck de Marina Combarro, al llevarse dos trofeos, el de campeonas juveniles del Trofeo Repsol y las primeras clasificadas femeninas en este Campeonato Gallego de Vaurien.