El Poio Pescamar da los últimos retoques a su plantilla antes del comienzo liguero. Anna Escribano es la última incorporación del club rojillo, un fichaje que ya adelantó FARO y que ahora se oficializa.

Tras un breve paso por las filas del Viaxes Amarelle, en donde no consiguió la permanencia en el “Play-out” frente al Elche, la ala-cierre catalana regresa al club de Poio en el que jugó la campaña 2019-2020, que estuvo marcada por la incidencia del coronavirus.

La joven de 21 años, procedente en origen del Palau de Barcelona, responde a la filosofía del Poio Pescamar en cuanto a la simbiosis entre juventud y experiencia.

Así, Escribano se une al nuevo proyecto conservero ilusionada y con ganas de demostrar su calidad.

Una pieza más para el míster Manu Cossío que, según adelanta, el club, anunciará dos nuevos fichajes en los próximos días.