El Salón de Plenos del Pazo Provincial acogió un “acto de orgullo”, en el que la Diputación de Pontevedra quiso hacer un reconocimiento público a los clubes masculinos de élite de la provincia, como en la pasada semana lo hizo con los femeninos. La presidenta, Carmela Silva, y el diputado de Deportes, Gorka Gómez, recibieron a representantes del Club Balonmano Cangas, Cisne, Coruxo, GD Supermercados Froiz, Club Ciclista Rias Baixas, Club AMFIV, Gimnástica de Pontevedra, Bádminton Ravachol, Tenis de Mesa Monte Porreiro y de la Agrupación Deportiva Vincios.

La presidenta puso en valor el tesón con el que los clubes están afrontando la situación actual, “un año de encierro, de no poder estar con el público, dificultades económicas por la pérdida de patrocinios... Un golpe muy duro del que somos muy conscientes en la Diputación de Pontevedra”. Silva destacó que pese a ello “tenemos la suerte de tener nuevos equipos en la élite cada año, por lo que le dedicamos más recursos”. La presidenta quiso recordar que este año el ente provincial tuvo que aumentar su inversión en política social y a reforzar su apoyo a sectores productivos, entre otras actividades, pero que tenía claro desde un primer momento que “al deporte no le me los podía restar recursos”, apuntó a la vez que agradeció que los clubes lleven el nombre de la provincia por todo el país.

Por su parte los representantes de los clubes agradecieron las facilidades del ente provincial y recordaron que la práctica del deporte es segura.