No sucederá a su compañera Silvia Aguete como mejor portera del mundo de fútbol sala, pero tampoco se ha quedado atrás. Caridad García, que estaba nominada con diez compañeras más quedó ayer cuarta después de que concluyeran las votaciones.

La mejor portera fue finalmente Ana Catarina, por delante de Ana Sestari y Giga.

Así, con tan solo 21 años la rojilla se cuela en el top 5 mundial demostrando el gran trabajo realizado y su evolución personal en el equipo.