Tras encajar la derrota ante el líder del grupo, Unionistas de Salamanca, el técnico granate, Jesús Ramos, reconoció que "hemos visto dos caras del Pontevedra" sobre el verde. "No es que empezáramos mal la primera parte, pero empezaron a hacer ocasiones a hacer daño por dentro en alguna situación, intentamos corregir y al final una acción en saque de banda nos gana a la espalda, hacemos un penalti y quedando cuatro minutos vas al descanso con un gol en contra", asumió Ramos. La impresión del entrenador es que "en la segunda parte fuimos capaces de crear muchísimo más juego en campo contrario, tuvimos nuestras opciones, pero al final no las metimos y nos vamos a casa sin puntos".

Para Ramos el equipo granate no dio tan mala imagen: "No estoy de acuerdo del todo, de la primera parte en los primeros 15 minutos vi al equipo metido ganando segundos balones, ganando a primer balón. Unionistas tiene buenos futbolistas y nos hizo daño en alguna situación, sobre todo en los último 15 minutos de la primera parte, tuvieron ocasiones bastante claras y en un despiste, en una acción a balón parado, que ya sabíamos que los saques de banda están muy bien trabajados, en una situación de penalti nos marcan gol". A partir de ahí, "la segunda parte es otro tema, al final siempre que vas a remolque es mucho más costoso".

En cuanto al ánimo del equipo, Ramos reconoce la situación del vestuario: "Estamos jodidos, vinimos con la ilusión de conseguir los tres puntos, no hemos sido capaces, esto es fútbol, estas cosas pasan, hay que estar de pie, seguir trabajando e internar el sábado contra el Celta B revertir la situación", sentenció.