En la edición más peculiar de la carrera, la que se dio en llamar este año “Rara, pero San Silvestre” esta popular cita no quiere dejar atrás la naturaleza solidaria que siempre caracterizó esta prueba deportiva de Fin de Año, en la que se mezcla actividad física y un ambiente familiar de humor y ocio.

Adaptándose una vez más a las circunstancias sanitarias y al diseño atomizado de la prueba, la Concejalía de Deportes y la Sociedad Gimnástica decidieron instalar en sus primeros nueve circuitos unos contenedores para que las personas que lo deseen puedan depositar en ellos su ayuda solidaria para la campaña que se viene repitiendo año tras año con el Banco de Alimentos de Pontevedra.

Los contenedores se instalarán en los puentes de Os Tirantes y O Burgo; en Domingo Fontán, al inicio de los senderos de A Xunqueira de Alba; en el primero de los miradores sobre la ría de As Corbaceiras; en la avenida de Montero Ríos, delante de la Diputación; en la confluencia entre O Gorgullón y Eduardo Pondal, delante de las estaciones de tren y autobuses (frente a Vialia), y en Monte Porreiro, en el parque de O Mirador y en la Ponte das Palabras.

Tal y como explica el teniente de alcalde y concejal de Deportes, Tino Fernández, “los alimentos depositados serán recogidos periódicamente por personal autorizado para que no se acumulen muchas cantidades”.

Vías de colaboración

“Los alimentos también pueden depositarse directamente en los almacenes del Banco de Alimentos de Pontevedra, que tienen su sede en la calle Faustino Santalices. Además, las personas que quieran colaborar económicamente con la labor de esta entidad social tendrán la posibilidad de hacerlo a través del código 01139 de la plataforma Bizum”, asegura el edil del PSOE.

Tino Fernández espera que todos los contenedores puedan estar instalados a lo largo de la jornada de hoy.

Récord de martillo en la Gimnástica

La lanzadora de martillo Iria Filgueira Loureiro, consiguió despedir la temporada de la mejor forma que se puede hacer, y es mejorando su marca personal en casi metro y medio. La joven atleta de Poio, que defiende la camiseta de la Sociedad Gimnástica de Pontevedra, pulverizó su marca personal que estaba en 44,30 metros dejándola (de momento), en unos prometedores 45,70 metros. Ello además supone un nuevo Record del club lerezano. Después de una temporada atípica con tan solo seis competiciones, cuando no suele bajar de 15 por temporada, Iria comenzó a entrenar después del verano con Eva Salvado Prieto con magníficas sensaciones. Tanto es así que los cambios introducidos ya se vieron este fin de semana en las pistas del CGTD, donde realizó el mejor concurso de su vida. Para este nuevo año tanto Eva como Viñas (que supervisa la técnica), confían en que pueda ser una gran temporada si hay un buen calendario de competiciones y la universidad le permite combinar los estudios con el entrenamiento al menos como hasta la fecha. Iria estudia en el INEF en Pontevedra con buenos resultados también.