El positivo de un familiar directo de una de las jugadoras el Ourense Envialia aplaza el partido de semifinal que tendría que haber disputado el Poio Pescamar este mismo sábado. La futbolista se someterá al test hoy mismo, pero aunque esta diese negativo la semifinal no se disputará este fin de semana.

Con todo el Poio Pescamar busca centrarse en la competición que, a escasos días del primer encuentro ha cambiado su formato.

Los clubes se reunieron en la tarde de ayer con la Real Federación Española de Fútbol. En dicho encuentro se determinó que, ante la posibilidad de que haya parones debido a la situación sanitaria, los 18 equipos se dividirán en dos subgrupos, A y B.

En el subgrupo A se encuentra el Poio Pescamar, Ourense, Leganés, Penya Esplugués, Cidade das Burga, Roldán, Atlético Navalcarnero y Gran Canaria Teldeportivo.

Por el momento la primera jornada se mantiene para el sábado 17, donde las de Manu Cossío se enfrentarán al Leganés en lugar de al Roldán, contra quien disputará el segundo encuentro de liga.

Este sistema de cremallera librea a ciertos partidos algunos fines de semana, lo que facilita que se puedan disputar encuentros aplazados debido a positivos en los equipos.

Con este cambio de última hora el modelo de competición pasa a ser similar al de otras disciplinas en esta campaña tan especial.

Los cuatro primeros de cada grupo se enfrentarán en un play off entre ocho por el título, mientras los cuatro últimos descenderán.

Todo un cambio de planes que ha pillado desprevenido a un Poio Pescamar que apenas ha podido disputar encuentros amistoso con una pretemporada más corta de lo que el cuerpo técnico desearía para poder preparar la campaña.

Una piedra más en el camino para unas rojillas que están deseando darlo todo y que aún están a la espera de conocer una fecha para la final a cuatro de la Copa de la Reina.