Inmersa en su preparación para buscar la clasificación para los Juegos de Tokyo, la pontevedresa Lydia Pérez Touriño, del Club de Loita de Pontevedra, junto a sus otras dos compañeras becadas por el CGTD, Nerea Iglesias (Escuela Ayude Santiago) y Nerea Pampín (Keltoi Vila de Cruces), participará este fin de semana en la primera concentración post-Covid de luchas olímpicas.

El Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sierra Nevada, en Granada, ha sido el escenario escogido por la Federación Española de Luchas Olímpicas para llevar a cabo esta concentración. Una vez allí, y tras haberse sometido a las correspondientes pruebas diagnósticas, está previsto que las deportistas realicen siete sesiones de entrenamiento en tapiz sin mascarilla, aunque sí será obligatoria para el resto del día a día.

Los grupos estarán limitados a cuatro personas sin posibilidad de cambios con el objetivo de acotar los contactos y evitar contagios de Covid. Asimismo, el control del servicio médico del CAR se llevará a cabo a diario.

Hasta la fecha, solos Lydia Pérez, pudo entrenar con contacto en las instalaciones del Centro Galego de Tecnificación Deportiva de Pontevedra. El resto de deportistas se encontraron con la problemática de las instalaciones municipales cerradas, lastrando así su correcta preparación física.