Con una sonrisa en la cara Javi Vázquez anunciaba ayer su renovación en el Cisne. No podía faltar para este debut en Asobal el capitán del equipo, que lleva en las filas del club desde que comenzó a jugar cuando era niño.

El extremo izquierdo reconocía estar "muy orgulloso" de renovar "dónde me he criado y en el club en el que llevo desde los seis años, donde he conocido a mis mejores amistades y se me han inculcado los valores más nobles de este deporte".

El jugador lleva la camiseta del club por bandera y quiso agradecer a la afición "todos los sábados que nos han arropado para que siguiéramos adelante".

Por último no se quiso olvidar de la base del Cisne, los niños: "Un pilar fundamental de este club a quienes animo para seguir luchando para poder cumplir algún día su sueño, como lo voy a hacer yo jugando en Asobal".