La joven promesa del tenis vilagarciano Jessica Bouzas ha regresado a las instalaciones de la Academia de Tenis Ferrer, situadas en la Comunidad Valenciana, para continuar con su formación y la preparación de los próximos torneos en los que puede participar, siempre y cuando lo permita la evolución de la Covid-19. Precisamente la pandemia obligó a interrumpir su preparación durante tres meses.

A pesar de su juventud, Bouzas ya ha demostrado su valía a nivel internacional, llegando a disputar el pasado año el US Open de Estados Unidos en la categoría juvenil, un torneo en el que realizó un gran papel.

El objetivo era repetir una experiencia similar este año, aunque la situación de la pandemiapor la Covid-19 ha complicado esa posibilidad.