28 de abril de 2020
28.04.2020
Faro de Vigo
Taekwondo

Defensa personal sin contacto

El Club Innae de Cambados desarrolla clases telemáticas para sus entrenamientos

28.04.2020 | 01:25
La entrenadora Noelia Gómez valora el seguimiento que está teniendo la actividad por parte de sus alumnos. // FDV

Las ganas de aprender no cesan pese al confinamiento. De ello pueden dar buena prueba en el Club Innae de Cambados, donde su más de un centenar de miembros pueden seguir disfrutando del taekwondo gracias a la iniciativa puesta en marcha por su entrenadora, Noelia Gómez Fabello. Y es que dar clases telemáticas a través de una red social también ayuda a paliar las ganas de volver a entrenarse en un deporte de contacto total.

Referirse al Club Innae de Cambados es hacerlo de la entidad deportiva que más ha crecido en la localidad en los últimos tiempos. Con algo más de un centenar de alumnos, el estado de alarma sanitario les privó de sus habituales entrenamientos de taekwondo en el Centro Cultural de A Merced, pero han vuelto a demostrar que con perseverancia, disciplina y tecnología todo es subsanable.

La entrenadora Noelia Gómez Fabello es la encargada de desarrollar unas sesiones de entrenamientos que cada mar tes, miércoles y viernes, durante una hora de duración, concentra a personas ávidas de ejercicio físico y taekwondo hasta de lugares como Suiza y Canarias.

El Instagram del club es el canal por el que se retransmiten en directo estas sesiones. Es por ahí donde se muestra un trabajo perfectamente estructurado y lo más completo posible, además de adaptado a todas las edades y niveles. "Lo hacemos con unas pautas técnicas que entroncan cada sesión. Tenemos un alto nivel de seguimiento y de interés, como demuestra que muchos se pongan el dogo para entrenar como si estuviésemos en el tatami".

A sus 30 años, Noelia Gómez prácticamente toda su vida vinculada a este deporte. Vilagarciana de cuna y cambadesa de adopción tiene muy claro que la disciplina que imparte es altamente positiva a la hora de adquirir valores como "el autocontrol, saber defenderse, confianza y físicamente estar fuerte, sanos, trabajar en equipo o conseguir objetivos".

A esos beneficios que desarrolla el taekwondo también se han sumado colectivos como personas con trastorno del espectro autista o diagnosticados con Asperger, hiperactividad o déficit de atención. "Conseguimos que se convierta en una actividad que les gusta y eso le permite avanzar en muchos sentidos", explica Noelia Gómez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas