01 de marzo de 2020
01.03.2020
fútbol sala - División de Honor Femenina

El Poio Pescamar encuentra el bálsamo de A Seca

El equipo rojillo se impuso al Bilbo en un partido condicionado por las bajas

01.03.2020 | 03:40
Las jugadoras del Poio Pescamar celebrando un gol. // Rafa Vázquez

El Poio Pescamar se sobrepuso a las bajas para sacar adelante una trabajada victoria por 3-1 ante un complicado Bilbo, que llegaba al pabellón de A Seca como penúltimo clasificado, pero en plena trayectoria ascendente, evidenciando una mejoría en su juego tras las incorporaciones de de las brasileñas Andreza Navarro de Souza, Delise Geraldo y Lais Prates. Este triunfo permite al equipo de Raúl Jiménez recuperar la quinta plaza que había perdido la pasada jornada tras la derrota del Penya Esplugues, pero el cuarto puesto sigue a doce puntos, pues el Alcorcón no falló ante el Xaloc Alicante.

De inicio, las rojillas se hicieron con la manija del juego, disponiendo de mucha presencia en zona de peligro, pero sin acierto en la finalización, llegando a estrellar hasta tres remates en los palos. A los nueve minutos de juego, Anna Escribano recibía en el ala derecha y en jugada personal superaba de disparo raso escorado a Jone para hacer el 1-0. El tanto templó los nervios de las locales, que poco después ampliaban su renta con el gol de Irene García, a pase de Ana Rivera.

El Bilbo intentó recortar distancias en el tramo final de un primer acto que ya no sufriría más variaciones. En la reanudación, el Poio conservaba el dominio del juego, pero no lograba ampliar su renta. En la medianía del período, en un error en la salida de balón, Jess aprovechaba un balón repelido en corto por Caridad, a disparo de Elena, para recortar distancias.

El curso del partido no variaba, pero el paso de los minutos añadía emoción al desenlace. Ya con el conjunto bilbaíno optando por el juego de cinco en los últimos compases del envite, llegaría la sentencia para las rojillas en forma de gol de Dani Sousa, a puerta vacía tras robo de balón y recorrer la cancha en solitario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook