22 de febrero de 2020
22.02.2020

Ramos: "Si no ganas, estás muerto"

El nuevo entrenador del Pontevedra hace especial hincapié en el trabajo psicológico para recuperar la confianza de la plantilla ä Destaca la labor de Carlos Pouso, pero recuerda que en el fútbol mandan los resultados

22.02.2020 | 02:14
Jesús Ramos dando instrucciones durante un entrenamiento de esta semana en Poio. // Gustavo Santos

Desde que volvió a tomar las riendas del Pontevedra como primer entrenador, el pasado miércoles, Jesús Ramos ha hecho especial hincapié en el trabajo psicológico con la plantilla, a la que quiere recuperar a nivel moral después de haber encadenado una racha de nueve partidos (ocho de liga y uno de Copa del Rey) sin ganar. "A los chavales los veo con mucha responsabilidad, con muchas ganas de trabajar, con mucha confianza, que es lo que les estamos intentando transmitir: que tengan confianza en sí mismos y personalidad", explicó el técnico marinense, que insistió en que sus hombres "no se han olvidado de jugar al fútbol. Son buenos futbolistas, lo han demostrado en muchos momentos de la temporada y en otros equipos". En este sentido, admitió que "al final el fútbol se basa mucho en confianza, es lo que hemos estado intentando trasladarles estos días, que a veces en el fútbol hay momentos malos y hay que sobreponerse; ellos tienen talento y ganas y es cuestión de poco tiempo".

Ramos valoró el trabajo de sus sucesores, primero Luismi y más recientemente Carlos Pouso, pero lamentó que "en el mundo del fútbol y del deporte, los resultados mandan. Tú puedes trabajar muy bien, puedes acertar en la alineación y después, en el contexto del juego, no te salen las cosas. Da igual que trabajes bien o superbien, si no ganas, estás muerto. Pouso trabajaba bien, igual que Luismi, tenían su forma de trabajar, pero puedes trabajar muy bien, intentar acertar, pero el deporte es un juego y el otro equipo te puede ganar".

En este sentido, el entrenador del Pontevedra afirmó que "no sé decir cuáles han sido los errores de Pouso, porque yo estaba con él y opinaba lo mismo que él en muchas situaciones. Hemos competido bien, hemos entrenado bien y el resultado no ha llegado". El técnico volvió a insistir en el aspecto mental: "Lo que quiero aportar es tener confianza en ellos, mucha más todavía".

Jesús Ramos seguirá siendo director de la cantera del Pontevedra, pero no le podrá dedicar tanto tiempo como antes. "Ser primer entrenador requiere mucho más trabajo y dedicación, tenemos un cuerpo de coordinadores muy bueno y siempre que me pidan una ayuda estaré pendiente de ellos", comentó, tras agradecer la confianza que ha depositado el club en él para cambiar la dinámica del equipo. "Soy un hombre de la casa, desde mi época de jugador del filial. Creo que puedo aportar cosas. Hemos solventado muchas situaciones problemáticas, la otra vez que estuve de primer entrenador conseguimos dos buenos resultados, y esperemos que siga así", comentó el técnico, que afirma que no se plantea objetivos a largo plazo: "Yo solo quiero revertir la situación en la que estamos ahora mismo, transmitir a los jugadores confianza, que tengan personalidad y demuestren lo buenos jugadores que son, y no pensar más allá del partido del Atlético de Madrid B".

Próximo partido

Contra el filial rojiblanco, Ramos no podrá contar ni con el sancionado Álex Fernández ni con los lesionados Berrocal y Campillo (este último, con un esguince de tobillo, confía en que se reincorpore al trabajo la próxima semana). Aunque recupera a Adrián Cruz, que podría debutar tras superar un problema en los isquiotibiales, llegará al encuentro con la medular algo mermada, algo que no le preocupa porque "tenemos jugadores versátiles, tenemos soluciones". El técnico no quiere desvelar ninguna de sus cartas: "Evidentemente, no todos los partidos son iguales y va a haber cambios, pero si tengo una ventaja es que el entrenador del Atlético de Madrid B no sabe cómo vamos a jugar".

Ramos destaca que el filial rojiblanco "es una cantera de uno de los clubes más importantes que hay en España. Tiene muy buenos jugadores, como Moya o Camello, que cuando tienen espacios son muy verticales y muy agresivos y con bastante talento. Vamos a tener que estar expeditivos y vigilantes, porque como sean capaces de recuperar la pelota y correr nos pueden hacer mucho daño".

Sobre el estilo de juego de su equipo, apunta que la afición "espera mucho más de nosotros, eso tiene que ser una motivación" y que "a la gente en Pasarón le gusta que lo des todo en el campo, que no pares de apretar, no pares de robar balones y seas vertical. Tenemos un perfil de jugadores para que, por lo menos en campo contrario, demos mucho más".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook