Fue titular casi por sorpresa dos días después de que se frustrara su fichaje por el MKS Cracovia y casi recién llegado de Polonia. Todos los focos se centraban ayer en Álvaro Bustos, que reconoció que "la semana ha sido difícil para mí, no me esperaba que pasar todo esto, pero ha sido llegar a Pontevedra y recibir el cariño del club, de mis compañeros, de la gente... No me lo esperaba y hace que me den más ganas de seguir y darlo todo".

El extremo explicó que "se ha hablado que no he pasado el reconocimiento médico... yo creo que estoy perfecto, he jugado todos los partidos de esta temporada e igual la pasada. Vamos a dejarlo a interpretaciones porque no quiero hablar más de este tema, es agua pasada y yo estoy en perfectas condiciones para competir".

Sobre su titularidad, comenta que "cuando llego lo hago con el ánimo bastante bien y el míster me ve con ganas de demostrar a la gente que quiero estar aquí y a lo mejor fue eso, que me vio con confianza y que podía aportar al equipo cosas buenas".