Después de una semana muy intensa en los despachos, el protagonismo pasa por fin al césped. El Pontevedra recibe este mediodía al Ibiza, en el que será el tercer enfrentamiento entre ambos esta temporada y la primera oportunidad para que los fichajes de invierno debuten en Pasarón. Previsblemente lo harán todos a excepción de Adrián Cruz, cuya incorporación se cerró el viernes por la tarde y todavía no ha podido entrenar junto a sus nuevos compañeros. Así, la afición local tendrá el aliciente de ver en acción a Rufo, pichichi del grupo I; a José García, que según apuntó Carlos Pouso va cogiendo ritmo y todo apunta a que tendrá minutos, y a Eneko Zabaleta, que podría ser incluso titular en el lateral izquierdo. Las únicas bajas serán las de Berrocal, todavía recuperándose de su lesión, y Álvaro Bustos, que aún tiene que volver de Polonia tras su frustrado fichaje por el MKS Cracovia.

Todos los efectivos son pocos para que los granates rompan la racha de seis encuentros consecutivos sin ganar, cinco en liga y el de Copa del Rey, precisamente contra el Ibiza (0-2). En este compromiso más reciente contra el conjunto balear, el Pontevedra pudo comprobar las virtudes del equipo que dirige Pablo Alfaro: fortaleza defensiva, solidez y un alto porcentaje de acierto anotador, ya que esta escuadra no genera demasiadas ocasiones de gol, pero las pocas que tiene es capaz de aprovecharlas.

Todo lo contrario que los granates, que en los últimos partidos han combinado minutos con muchas ocasiones y prácticamente nulo acierto anotador, con minutos en los que directamente no eran capaces de generar peligro. Esta mala racha ha dejado al Pontevedra en la novena posición, pero a solo cuatro puntos del play off.

Haz click para ampliar el gráfico

Carlos Pouso quiere cambiar esa dinámica y es consciente de que en el encuentro de hoy no será fácil. Los precendentes de esta temporada son dos derrotas (2-1 en Ibiza y 0-2 en Pasarón en Copa) y a esto hay que sumar el gran momento anímico que atraviesa el equipo de Pablo Alfaro, que desde el 24 de noviembre solo ha perdido un partido, el de Copa del Rey contra el Barcelona, en el que, además, plantó cara al cuadro azulgrana y a punto estuvo de dar la sorpresa y eliminarlo en dieciseisavos de final. En liga ha encadenado ocho jornadas sin perder, con lo que está totalmente asentado en la zona de play off, a solo dos puntos del Atlético de Madrid B y del Atlético Baleares, primero y segundo, respectivamente, aspirando incluso a ser campeón a final de temporada.