El último fichaje del Pontevedra, Alfredo Mejía, ha tenido que regresar a su país, Honduras, para solucionar unos asuntos burocráticos. El futbolista, que ya no entrenó el miércoles, ha confirmado él mismo que está gestionando de forma presencial su visado de trabajo y que espera volver pronto a la Boa Vila para continuar con su adaptación al primer equipo granate.

Luismi confía en que el centrocampista se incorpore al trabajo el lunes y que esté disponible para jugar en la tercera jornada de liga, contra el Sporting de Gijón B en Pasarón, aunque la realidad es que el club sigue esperando por el transfer internacional del futbolista, que podría retrasarse más de lo inicialmente previsto.

El técnico valoró positivamente el trabajo de Mejía en sus primeros entrenamientos con el Pontevedra. "Es un profesional. Se ve que se cuida y trabaja cada día a máxima intensidad, está intentando integrarse y coger conceptos cuanto antes. Creo que nos va a aportar mucho", señaló el míster granate.

Alfredo Mejía podría no ser el último fichaje del Pontevedra, pues Luismi ve necesario reforzar la defensa con un jugador sub 23, pero el mercado de verano ya ha entrado en su recta final: se cierra el lunes. Además, el club deberá liberar una ficha sénior, por lo que se ha reunido en varias ocasiones con Mouriño, aunque no hay todavía información oficial sobre su situación.