25 de agosto de 2019
25.08.2019

Victoria de un Pontevedra ilusionante

Los granates se impusieron al Coruxo en un partido que supieron controlar tanto cuando dominaron la posesión del balón como cuando se replegaron ► Álvaro Bustos abrió el marcador tras una jugada personal

25.08.2019 | 02:55

Una genialidad de Álvaro Bustos encarriló el debut del Pontevedra en la liga 2019-2020. Los granates se impusieron al Coruxo en un partido que controlaron de principio a fin, tanto cuando llevaron la iniciativa y tuvieron el control de la pelota, como cuando se replegaron y esperaron la sentencia a la contra en la segunda parte, con el 2-0 en el marcador. Los hombres de Luismi dejaron buenas sensaciones, especialmente en la faceta ofensiva, aunque se notó, por parte de los dos equipos, que todavía falta ritmo de competición. Como anécdota, el equipo jugó con la equipación que utilizarán todos los equipos de la base, diseñada por la marca Hummel.

La primera aproximación local fue en el minuto 2, en un pase interior de Romay a Adighibe que este último llegó a tocar, pero el portero cubrió bien el espacio y el delantero no pudo rematar. Solo cinco minutos después llegó la jugada del partido y probablemente de la jornada. Bustos recibió en banda derecha, superó a Yeremi, se plantó en el área, regateó a Crespo con la izquierda y sacó un derechazo cruzado imposible para Alberto.

El extremo asturiano está de dulce y quizá por eso intento ampliar distancias con una chilena que se le fue desviada.

Los granates tuvieron también oportunidad de poner en práctica una jugada ensayada, en una falta lateral que sacó en corto Ndiaye para Javi Pazos, éste asistió a Nacho, que disparó desde la frontal, desviando la defensa a córner.

Se acercó tímidamente el Coruxo superado el primer cuarto de hora, en un centro desde la derecha de Antón que Jacobo Trigo, solo en el área, remató alto. Repitió la escena, pero en el área contraria, Adighibe, enviando por encima del larguero su disparo tras una bonita triangulación entre Bustos y Romay.

El partido estaba para las jugadas personales y eso hizo el delantero nigeriano en una arrancada por la izquierda, superando a varios rivales, plantándose en el área y centrando raso atrás; Yeremi, en su intento por despejar, coló la pelota en su propia meta.

Se acabó la primera parte con otra aproximación del Coruxo, con un remate de Silva a centro desde la izquierda, que salió rozando el palo.

En la reanudación, el Pontevedra se limitó a mantenerse bien colocado, esperando sentenciar en partido a la contra. El Coruxo llevó la iniciativa, pero no fue capaz de superar el entramado defensivo granate, muy intenso en la presión a la salida del balón y con las líneas muy juntas.

Las primeras ocasiones, de hecho, fueron para los locales. Un remate de Javi López desde dentro del área que pegó en la defensa y atajó el portero y otra jugada de Álvaro Bustos, esta vez por la izquierda, regateando a Antón de Vicente y disparando cruzado, con muy poco ángulo, pero con mucha intención, obligando a Roberto a mandar la pelota a córner.

Avisó entonces el cuadro vigués. Mateo condujo el balón por la banda derecha y remató con pierna izquierda, tocando Edu lo justo para que la pelota saliera rebotada después por el poste.

Y poco más se vio en Pasarón. Victoria relativamente cómoda del Pontevedra para iniciar una temporada que se presume ilusionante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

ESPECIAL


Puerto de Marín

Un referente de calidad y eficiencia para todo el Arco