09 de agosto de 2019
09.08.2019
natación - Campeonato de España de Verano

Reencuentro con el éxito

Después de unos años difíciles, Bea Gómez y María Vilas vuelven a brillar

09.08.2019 | 02:49
María Vilas (i) y Bea Gómez posan con sus medallas de plata. // FDV

Las nadadoras del CN Galaico Bea Gómez Cortés y María Vilas han finalizado su participación en el Campeonato de España Absoluto de Verano con tres medallas: una de plata y una de bronce para la pontevedresa y una de plata para la coruñesa. Ambas se encuentran en uno de sus mejores momentos deportivos después de haber superado unos años muy difíciles en los que llegaron a alejarse de las piscinas y de la alta competición.

Lo más visible del deporte siempre es su cara más amable, los triunfos, las medallas... en definitiva: el éxito. Pero para llegar a lo más alto el camino que hay que recorrer no suele ser fácil. Beatriz Gómez Cortés y María Vilas conocen bien las dos caras de la moneda. Las nadadoras del CN Galaico vivieron épocas de grandes victorias, llegaron a competir en unos Juegos Olímpicos (la pontevedresa, en los de Londres 2012, y la coruñesa, en los de Río 2016), pero también han comprobado la parte más dura del deporte, alejándose ambas de las piscinas por diferentes motivos. Esta temporada está siendo la del resurgir para las dos, algo que ha quedado evidenciado en el Campeonato de España Absoluto de Verano que se ha disputado en Terrasa, en el que lograron dos medallas de plata y una de bronce.

Cuando atravesaba uno de sus mejores momentos deportivos, una anomalía cardíaca obligó a Bea Gómez a pasar por el quirófano en 2015. Este contratiempo, unido a unas fuertes migrañas, provocaron que la pontevedresa dejase la alta competición. A pesar de eso, la nadadora buscó soluciones para no tener que dejar de practicar su deporte favorito. En noviembre de 2018, después de una temporada en las filas del CN Sabadell, volvió a su equipo de toda la vida, el CN Galaico, y poco a poco, a base de trabajo y de recoger los frutos de su esfuerzo en forma de medallas, ha recuperado la ilusión e incluso tiene en mente intentar la clasificación para los Juegos de Tokio 2020.

Tras un mes y medio de trabajo intensivo, Bea Gómez se ha subido al podio en los 400 estilos, donde logró la plata con un registro de 4:46.71, y en los 200 estilos, logrando la medalla de bronce, con un tiempo de 2.17.22. "Estoy muy contenta, era un objetivo, pero tampoco me esperaba la marca, porque como no había podido entrenar mucho durante el año tampoco tenía unas expectativas muy elevadas, por eso me ha sorprendido", dijo en declaraciones a FARO sobre su subcampeonato de España.

María Vilas, por su parte, después de una época complicada, se está reencontrando con su mejor versión y está volviendo a disfrutar de la natación. En el Campeonato de España logró una plata en los 1.500 libres, con un tiempo de 16.47.24.

Los éxitos de ambas son también un triunfo para el club a nivel colectivo, que en modalidad femenina acabó en octava posición por equipos en el torneo nacional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook