Con "ganas de volver a entrenar, ponerme los guantes y hacer mi trabajo". Así se mostraba ayer el portero del Pontevedra, CF, Edu Sousa. El capitán granate reconocía que "dos o tres semanas" de vacaciones le son suficientes para desconectar. Ya lo hizo y ahora solo piensa en el equipo que lo acompañará la próxima temporada, una plantilla que a día de hoy, solo cuenta con el guardameta, Romay, David Castro, Pedro Vázquez, Javi Pazos, Adrián Mouriño y Churre, pese a que ni el jugador ni el club han hecho oficial su renovación.

El Pontevedra sigue trabajando para cerrar unas renovaciones que se están ralentizando al estar todavía en juego el play off a Segunda División. La dirección deportiva y el cuerpo técnico, que trabajan en conjunto para configurar la plantilla, quieren margen de maniobra para poder pescar en río revuelto en caso de que les salga alguna oportunidad de fichar a jugadores que se vean con menos minutos la próxima temporada o que simplemente busquen un cambio de aires para reforzar el equipo. En cualquier caso, el mutismo por parte del club granate es tan grande que el propio capitán sabe qué compañeros renovarán con el equipo según reconoció durante la presentación del campus "Keeper Camp Azero Ciudad de Pontevedra", donde hará de mentor de los porteros de futuro y, de paso, suplir un poco esas ganas que tiene ya de volver a enfundarse los guantes.

"Me gustaría saber quien se va a quedar y quien no, y quien va venir", señalaba Edu. El capitán aprovechaba para mandar un mensaje tanto a los que decidan renovar como granates como a los futuros fichajes: "espero que la gente que se quede lo haga con un compromiso al ciento por ciento y los que lleguen que lo hagan también convencidos de venir aquí".

Para el capitán granate "es importante mantener el grupo". "Confío en que la gente se quede y lo haga porque quiera estar aquí y los que lleguen, lo hagan para adaptase rápido y asentarse a un grupo como el del año pasado", indicó Edu que no dudó en calificar la última campaña como "un éxito pese a no habernos metido en los puestos de play off".

Edu lo tiene claro y señaló que "la clave del éxito" es que "la gente que venga lo haga con el chip de hacer grupo". Y es que el capitán señaló lo unido que se encuentra la plantilla actual, reconociendo que incluso muchos de los jugadores se fueron juntos de vacaciones nada más acabar la temporada. "El que uno tenga ganas de compartir su tiempo libre con alguien que lleva viéndolo más que a su familia, dice mucho, porque lo habitual es querer desconectar de mi trabajo y a lo mejor necesitas otros ambientes y otras personas, en este caso es tan buena la relación que tenemos que hasta compartes tu tiempo libre", explicó.

El guardameta también destacó que el nivel de Segunda División B "está subiendo" lo que para él se está demostrando en los aforos de estadios. "Ahora mismo hay 17 equipos que pueden aspirar a todo: tanto los que bajaron como los que subieron y los ya estábamos", señaló.