- ¿Qué valoración hace de la Copa de España?

- Lo están haciendo bien los que están corriendo. Está claro que no está saliendo lo que yo quería y es principalmente por las lesiones. Arozamena y Linares estaban llamados a estar luchando por la Copa de España y están lesionados desde principios de temporada. Estamos entre los cuatro primeros, luchando por equipos y, dentro de lo que hay, estoy satisfecho, la pena fue que las lesiones llegaron en un momento inoportuno, porque tenía ganas de hacer una buena Copa de España, porque es el talón de Aquiles del Froiz. Aún quedan dos pruebas, a ver si somos capaces de ganar al menos una. El domingo casi ganamos el Valenciaga, fuimos segundos.

- ¿Tienen alguna opción?

- Hay que ser realistas, es imposible porque no quedan suficientes puntos por disputar.

- ¿Qué objetivos se han planteado ahora?

- Tenemos que intentar hacer una buena Vuelta a Bidasoa con los más jóvenes y a ver si somos capaces de ganar la Vuelta a A Coruña, pero aún queda algo más de un mes.