28 de marzo de 2019
28.03.2019

Un especialista en decidir derbis

Romay vivirá el sábado un partido especial contra su exequipo, el Deportivo Fabril, en Abegondo

28.03.2019 | 02:27
Romay señala el escudo del Pontevedra en el túnel de vestuarios de Pasarón. // Gustavo Santos

El Pontevedra visita este sábado al Deportivo Fabril en el que será un derbi de reencuentros, con Luisito como técnico blanquiazul y con tres granates con pasado en el filial coruñés: Edu Sousa, Rivera y Romay. Este último analiza las claves de un enfrentamiento que se le suele dar bien, pues la temporada pasada marcó el gol de la victoria contra el Pontevedra y ésta, en la primera vuelta, hizo el primer tanto de un partido que acabó 2-2.

A Romay se le dan bien los derbis gallegos. La temporada pasada, cuando militaba en el Deportivo Fabril, hizo el gol de la victoria contra el Pontevedra en Abegondo (1-0) y esta, en la primera vuelta, inició la remontada granate para salvar un empate contra su exequipo (2-2) en Pasarón. Este sábado volverá a verse las caras con el filial blanquiazul, en esta ocasión en terreno coruñés, en la que fue su casa, en la que es su ciudad y donde tiene muchos amigos y familiares con ganas de verlo sobre el césped. Le gustaría volver a marcar y admite que, aunque con respeto, si lo consigue lo celebrará.

Romay se espera un buen recibimiento. "Guardan buen recuerdo de mí y yo también de ellos. La gente es aficionada del primer equipo, no tanto del B, yo también soy el primer aficionado del Dépor, y estoy seguro de que el ambiente será muy positivo", comenta el mediapunta, que reconoce que será un partido especial porque "allí conozco a mucha gente, es de donde soy, y tengo muchos amigos allí, pero también porque la liga ya está en las últimas jornadas y nos jugamos mucho. Ellos a lo mejor están en una situación más complicada, pero nosotros queremos seguir enganchados al play off".

Será un derbi de reencuentros, porque además de Romay también tienen pasado en el Dépor Edu Sousa y Rivera, mientras que en el lado contrario está Luisito, entrenador del Pontevedra entre 2014 y 2017. Por lo que significó para el club granate, por el buen recuerdo que guarda la afición de él y por su forma de dejar el equipo en diciembre de 2017, muchos han bautizado el encuentro de este sábado como "el partido del morbo". "Yo nunca lo tuve como entrenador, sí jugué muchas veces contra él, y estoy seguro de que, como cualquier otra persona, va a querer que su equipo haga un buen partido contra nosotros. Él intentará motivar a sus jugadores. Hay morbo porque estuvo mucho tiempo aquí, subió al equipo y entiendo que para él sea especial", comentó Romay.

El mediapunta cree que este derbi será diferente al de la primera vuelta en Pasarón. "Cambiamos un poco más nosotros, porque estamos confiados en que si vamos a atacar y a hacernos con el partido vamos sin ese miedo a no puntuar que a lo mejor en la primera vuelta, después de un año complicado, pensábamos más en no cometer errores. Y el Fabril ya era bueno antes, me extraña mucho verlo ahí abajo, pero posiblemente con el nuevo entrenador haya cambiado. Luisito creo que mete una presión muy grande y hace que los equipos que tiene sean supercompetitivos".

Presión positiva

Esta semana está siendo un tanto atípica para el Pontevedra por realizar dos entrenamientos a puerta cerrada. "Es más bien por aprovechar la hierba natural, porque allí vamos a jugar en un campo de unas dimensiones grandes también. Al final no tenemos nada que esconder porque seguramente nos tienen todos los equipos muy vistos, igual que nosotros a los demás", señaló Romay.

En principio, la idea de trabajar en privado era por quitar presión a la plantilla, pero Romay considera que "tener presión por quedar arriba nunca es malo. Si fallas estando arriba, el mayor peligro es quedar sexto, no estás abajo de todo. Al final es una presión buena, evidentemente no por no quedar entre los cuatro primeros va a ser una temporada mala, pero esa ilusión es bueno tenerla y para poder estar al cien por cien".

El mediapunta espera que la afición los acompañe en Abegondo. "A nosotros nos ayuda un montón. Somos los primeros que sabemos que si somos capaces de ganar sin hacer un buen partido es en parte por ese apoyo. Esté Pasarón un poco más vacío o un poco más lleno, los rivales saben que aquí es muy difícil ganar. Y fuera de casa lo notamos igual".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas