14 de marzo de 2019
14.03.2019
balonmano - Liga Asobal

Defensa con alma de goleador

Vicente Poveda muestra su faceta de lanzador tras endosar siete tantos al Granollers

14.03.2019 | 03:12
Poveda, antes del entrenamiento de ayer. // Gustavo Santos

El primer fichaje de invierno del Teucro llegó al equipo pontevedrés para reforzar la defensa, pero poco a poco Vicente Poveda ha ido mostrando su faceta de goleador, siendo en el último partido de liga una pieza clave del ataque azul. El lateral izquierdo alicantino se está sintiendo cada vez más cómodo en la plantilla de Luis Montes y confía en corregir errores de cara a los próximos compromisos ligueros para sumar y pelear por la salvación.

Llegó al Teucro como refuerzo de invierno para la defensa, pero Vicente Poveda siempre se ha considerado un jugador completo. En sus primeros partidos con el equipo azul ayudó, sobre todo, en la faceta defensiva, dando relevo a sus compañeros para el ataque, pero últimamente ha ido mostrando su habilidad para el lanzamiento hasta que el pasado sábado contra el Granollers fue un hombre clave de la ofensiva pontevedresa, con siete goles anotados.

"Me veo bien, cada vez me voy adaptando mejor al equipo. Estoy poquito a poco con más confianza, cosas típicas que tiene el cambiar de equipo. La idea es seguir trabajando y aportar en todo lo que pueda o más", afirma el primera línea.

Poveda comenta que "me consideraba un jugador completo, podía hacer un poquito de todo, atacar y defender, pero aquí hacía falta más defensa y Luis (Montes) era lo que quería de mí. Venía de Alemania de una mala época allí y lo que mejor se me dio durante ese tiempo allí fue la defensa. Pero voy a aportar, si puedo, en ataque, en defensa, desde el lateral, desde el extremo? desde donde haga falta".

El lateral izquierdo se refirió al partido contra el Granollers, en el que el Teucro perdió por 24-29 con altibajos en el juego. "Estoy contento por intentar ayudar y hacer todo lo posible, pero por muchos goles que marques o hagas buen partido, si no ganas nunca estás contento porque esto es un deporte de equipo. Por mucho que te salga un buen partido, no puedes salir contento de la pista", señaló.

En este sentido, Poveda explicó que "teníamos muchas ganas de demostrar que podemos, y a lo mejor las precipitaciones a la hora de querer marcar gol tan pronto puede ser que nos condenara. Veníamos de perder contra Ademar en un partido malísimo nuestro y muy bueno de ellos, que nos ganaron por 20 goles, y teníamos ganas de demostrar que nosotros no estamos aquí para pasar el tiempo, sino que estamos ilusionados, que nos gusta trabajar, que nos gusta jugar al balonmano y queremos demostrar que somos un buen equipo, pero pecamos un poco de "pardillos" al querer terminar el partido muy pronto contra un equipo como el Granollers, que no te perdona un fallo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas