De los 18 partidos disputados esta temporada en la Liga Asobal, el Teucro ha perdido 13 y en todos ellos hubo un factor común: los azules habían encajado 30 o más goles. De los cinco encuentros en los que el equipo de Luis Montes logró sacar algo positivo, solo en uno de ellos se dio esta circunstancia de encajar tres decenas de goles: contra el Liberbank Cuenca, al que los pontevedreses ganaron por un ajustado 31-32.

Con una media de 31,5 tantos recibidos por partido, el Teucro es el segundo equipo más goleado de la categoría (567 goles en contra), solo superado, y por muy poca diferencia, por el colista, el Alcobendas (569).

La mejoría en la faceta defensiva en la segunda vuelta de competición será determinante para las aspiraciones de permanencia del Teucro que, a pesar de los golpes que está recibiendo en forma de lesiones, está sobreponiéndose a las circunstancias y confía en sus posibilidades de mantener la categoría.

Para ello, será clave lograr buenos resultados en casa. El equipo azul hizo los deberes hace 15 días contra el Guadalajara (30-29) y mañana espera seguir en esta buena dinámica con la visita de un Anaitasuna en horas bajas tras haber encadenado cuatro derrotas consecutivas. "Siempre ha sido un equipo imponente porque tiene muy buenos jugadores. Es verdad que el inicio de la segunda vuelta no ha sido excesivamente bueno, pero también tuvo partidos contra rivales difíciles, así que no podemos fiarnos de los últimos resultados. Sabemos que es un equipo duro", apunta José Manuel Rial.

El primera línea teucrista, todavía renqueante de su lesión en la clavícula, apurará los últimos entrenamientos de la semana para ver si puede participar en el partido de mañana (20.30 horas) y se refiere a ese límite de 30 goles que está condicionando tanto al bloque azul esta temporada. "Siempre que haces un buen partido en defensa e intentas que el equipo se quede en unos 25 goles encajados es normal que ganes", explica el jugador, que recalca que no basta con defender, sino que "también hay que estar bien ofensivamente".

En cuanto a la defensa, Rial comenta que "se han notado las nuevas incorporaciones, están defendiendo muy bien y la adaptación está siendo rápida".

El primera línea apunta que el Anaitasuna "tiene muy buena plantilla, muy buenos jugadores, pero por encima de las individualidades destaca el colectivo" y señala al exteucrista Borja Méndez como uno de los hombres a vigilar de cerca mañana en el pabellón Municipal. "Tenemos necesidad de conseguir puntos y jugamos en casa", recalca Rial, que tiene claro que la defensa será determinante.