13 de febrero de 2019
13.02.2019

El Pontevedra minimiza la resaca copera

Esta temporada, los granates no han perdido ninguno de los partidos de liga que disputaron cuando tuvieron compromisos de Copa entre semana - El equipo de Luismi intenta hoy la remontada contra el Cornellá

13.02.2019 | 02:20
Entrenamiento ligero del Pontevedra en A Xunqueira. // Gustavo Santos

Jugar entre semana siempre supone un contratiempo, por pequeño que sea, a cualquier equipo de fútbol. El Pontevedra ha sabido minimizar los efectos negativos que podría tener para la plantilla disputar la Copa Federación, una competición que la temporada pasada fue clave para que el equipo recuperara confianza en sí mismo y lograra la permanencia en Segunda B. Sin embargo, este año, por las aspiraciones del equipo, podría parecer que el torneo copero es más un problema que una satisfacción.

Pero Luismi no lo ve así. El técnico granate sigue apostando por la Copa Federación como una oportunidad para los futbolistas que están contando con menos minutos en liga y, por ahora, los números están de su parte, porque esta temporada el Pontevedra no ha perdido ninguno de los partidos que ha disputado inmediatamente después de jugar entre semana el torneo copero.

Así, tras jugar contra el Langreo en Pasarón el 21 de noviembre (1-1), cuatro días después los granates le ganaron al Coruxo (1-0). Lo mismo sucedió después del partido de vuelta contra el Langreo a domicilio (1-2), también cuatro días después el Pontevedra superaba al Unión Adarve (3-1). Tras la ida de octavos de final contra el Navalcarnero en Pasarón (0-0), el equipo de Luismi pinchó contra el Unionistas, también en casa (0-0), en un partido en el que faltó acierto de cara a la portería contraria. No tropezó, sin embargo, tras el partido de vuelta en Madrid (1-1), al ganar al mismo Navalcarnero en liga (2-0). El último caso ha sido la ida de los cuartos de final contra el Cornellá en Pasarón (0-1) del pasado miércoles y el empate, el domingo, contra el Internacional de Madrid (2-2).

Los resultados apoyan la filosofía de Luismi, pero no así el estado físico del equipo. Además del cansancio acumulado de los futbolistas que tienen que doblar esfuerzos algunas semanas, está la mala suerte en forma de lesiones que dejó el último partido contra el Cornellá, del que se retiraron tocados Álex Fernández, con una subluxación en el hombro izquierdo, y David Castro, con un golpe en la rodilla izquierda. Ninguno de los dos pudo jugar ante el Internacional de Madrid y, aunque el lateral izquierdo parece que podría estar listo para el próximo partido de liga, contra el Celta B, el centrocampista tiene más complicado acortar los plazos de su recuperación, aunque ya ha empezado a entrenar con sus compañeros; Luismi admitió que no cuenta con que llegue a tiempo para el domingo.

Partido en Cornellá

El Pontevedra se enfrenta esta noche (20.15 horas) al Cornellá, en el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Federación. Los granates intentarán remontar el 0-1 que encajaron en el partido de ida en Pasarón. El conjunto lerezano saldrá esta mañana, a las 7.00 horas, de Santiago rumbo a Barcelona y tiene previsto llegar mañana al mediodía a Vigo y entrenar por la tarde en Pasarón.

En este sentido, Luismi destacó que el desgaste no es tan grande porque "viajamos en avión, que no es lo mismo que hacerlo en autobús, pero intentaremos darle normalidad a la semana dentro de que hay futbolistas que van a tener que jugar en Copa". La planificación de entrenamientos cambia ligeramente, pues hoy descansarán los que no van convocados y no el martes, como es habitual.

El técnico aseguró que afronta este encuentro "por el lado positivo, es ritmo de minutos para la gente que viene jugando menos. Hay que pensar en hacer buenos partidos en Copa para tener buenas sensaciones y llegar al partido del domingo con esas buenas sensaciones. Al futbolista, y hablo también por mí cuando lo era, le gusta más jugar partidos que entrenar, así que vamos a afrontarlo como una sesión de entrenamiento que es un partido. También vale para valorar y analizar cosas y para corregir errores".

Pero Luismi también señaló que "no vamos a hacer ninguna locura, pero vamos a intentar ganar, somos los actuales campeones, queremos defender el título y defendemos un escudo y una camiseta".

Sobre el Cornellá, el entrenador granate destacó que "a balón parado es muy fuerte, en su campo se basa mucho en la estrategia. Es un campo artificial de dimensiones no muy grandes, quizá similar al Baltasar Pujales del Rápido de Bouzas". Por eso, para Luismi será "fundamental" dominar el "juego directo, segundos balones y el balón parado, tanto a nivel defensivo como ofensivo, porque debemos intentar aprovecharlo también nosotros, pero sobre todo que no nos hagan daño".

El míster vigués también afronta el encuentro con la idea de "dar un cambio de rumbo en los partidos de fuera de casa y ser capaces de ganar, así lo afrontamos, como un reto, sabiendo que jugar fuera de casa es nuestra asignatura pendiente en liga y queremos demostrar que lejos de Pasarón también podemos competir y, sobre todo, ganar".

La convocatoria la forman Edu, Ualoloca, Nacho López, Juan, Campillo, Churre, León, Nacho Lorenzo, Berrocal, Jesús, Pedro Vázquez, Pibe, Álex González, Javi Pazos, Rivera e Iñaki.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas