29 de octubre de 2018
29.10.2018
tenis - XI Torneo Internacional Cadete de Sanxenxo

El polaco Marcel Kamrowski se hace con el título en Sanxenxo

El coruñés David Cao empezó muy bien la final, pero los nervios permitieron a su rival crecer en el partido y llevarse la victoria

29.10.2018 | 01:45
Entrega de trofeos de la final individual masculina. // FdV

Se acabaron los 15 días más intensos de tenis para el Círculo Cultural Deportivo Sanxenxo, que comenzaron con el Torneo Internacional Junior y concluyeron ayer con la final individual masculina del XI Torneo Internacional Cadete-Fuente Liviana.

El partido comenzó con una hora de retraso al estar la pista número 1 empapada por la lluvia que cayó durante la noche y según las normas hay que hacer todos los esfuerzos por jugar en la superficie y condiciones anunciadas por la organización, en este caso pista dura y al aire libre. Finalmente, el encuentro se tuvo que disputar en tierra batida, una situación que, a priori, beneficiaba al gallego David Cao por su estilo de juego y cualidades físicas con respecto a su rival, el polaco Marcel Kamrowski

Pero a pesar de que el coruñés parecía que era el favorito, la victoria se fue finalmente a Centroeuropa por un ajustadísimo doble 7-5.

El primer set comenzó muy bien para Cao, se fue 1-4 en el marcador, pero en ese preciso instante aparecieron los nervios y Marcel comenzó a encadenar buenos saques con derechas ganadoras, con lo que el partido cambió radicalmente; cambió tanto que el enfrentamiento pasó de ese claro 1-4 favorable al gallego al 7-5 final, con el que el polaco se adjudicaría el primer set. Pero es que en el segundo Kamrowski se anotó un 4-0, es decir, ganó diez juegos seguidos.

Sin embargo, los nervios aparecieron en el tenista polaco, que comenzó a acusar la cercanía de la resolución de partido, pues era su primera final de un torneo categoría 1, la máxima mundial, y ya se veía con el trofeo de campeón es sus manos.

Por otro lado, David Cao se relajó cuando ya daba por perdida la final y poco a poco igualó el marcador hasta lograr un 5-5. En este instante cualquiera de los dos jugadores podría haber ganado el set, pero un par de servicios excelentes del polaco y una derecha paralela maravillosa sentenciaron el partido después de una hora y 45 minutos de partido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook