23 de octubre de 2018
23.10.2018

Edu echa el cerrojo a su portería

El Pontevedra suma 367 minutos sin encajar y se encuentra a 49 de igualar la mejor racha en los últimos años, en la temporada 2016/17 - Pese a la buena racha el equipo sigue sin generar muchas ocasiones de gol

23.10.2018 | 03:55
Mouriño trata de marcar a Edu durante un entrenamiento. // Rafa Vázquez

El Pontevedra suma 367 minutos sin encajar gol. Han pasado cuatro jornadas desde que Fernando Pina (Inter de Madrid) hiciese recoger a Edu un balón desde la red de su portería por última vez y el equipo lo ha notado. Decía Luismi Areda que "los partidos se pueden ganar a partir de mantener la portería a cero" para "crecer" con el balón en ataque y ese parece ser el guión del Pontevedra.

La racha actual minutos sin encajar es la mejor desde la llegada de Luismi. Hasta ahora, con él banquillo, el conjunto solo había logrado mantenerse imbatido en dos jornadas consecutivas la pasada temporada en tres ocasiones en las jornadas 17 y 18 (empates sin goles entre la Gimnástica Segoviana y Unión Adarve), 32 y 33 (venciendo por 4-0 al Talavera de la Reina y 0-2 al Navalcarnero) y 37 y 38 (de nuevo empate sin goles ante el Unión Adarve y victoria por 0-2 ante el Atlético de Madrid).

El entrenador ha dado con la tecla para "echar el cerrojo" a la portería de Edu, que tiene el precedente más cercano en la temporada 2016/2017, cuando encadenó 416 minutos sin encajar entre el gol de Borja Iglesias (Celta B) en la jornada 5, hasta el tanto de penalti de Higinio Marín (Valladolid B) en la 10. Ahora el equipo está a 49 minutos de igualar la racha.

Falta de gol

La seguridad defensiva está siendo la seña de identidad del equipo en su mejor visión de la temporada. Ante el Burgos el equipo volvió a ser un muro, pero su superioridad no se está traduciendo en ocasiones de gol. Si bien es cierto que los burgaleses jugaban exigidos por su situación en la tabla y apretados por su afición, el Pontevedra no aprovechó la ansiedad de los locales para intimidar la portería de Mikel Saidar.

Tan solo se crearon tres ocasiones de gol claras y el tanto llegó de la mano de Pedro Vázquez, que supo ver el error de los centrales en la salida del balón para robar la pelota y marcar el que sería el único del encuentro. Hasta la aparición de Vázquez, el Pontevedra sumaba 498 minutos sin marcar en jugada, el anterior fuera ante el Navalcarnero en Madrid, para hacer el empata a 1 en el minuto 68.

En los cuatro partidos que el equipo lleva invicto, el Pontevedra solo anotó tres tantos, contando el de ayer, siendo los otros dos ante el Fuenlabrada, los dos de Arruabarrena y en jugadas a balón parado. Curiosamente, ese fue el único encuentro en el que Luismi jugó con dos puntas, con el objetivo de retener a los centrales rivales atados atrás y a otro delantero para aprovechar los espacios. La estadística le avaló en ese cambio de esquema que abandonó fuente al Ponferradina y que mantuvo en Burgos.

Utilizando la famosa metáfora, está el yunque, pero falta el martillo.

Once variable

Luismi volvió a probar con un once inédito en esta temporada, pero sea en su variante con tres centrales o cuatro defensas, el técnico granate tiene definida una columna vertebral que intenta tocar lo menos posible.

Siempre que está disponible, cuenta con Kevin en el centro del campo, con un acompañante, en teoría, más creativo. La lesión de Álex Fernández deja un hueco en el que una de las alternativas es Mouriño, aunque el entrenador parece convencerle más Berrocal, un delantero reconvertido al mediocampo pero que está cumpliendo con el papel otorgado por Luismi, siendo titular en los dos últimos encuentros. En la banda derecha, ya sea como lateral o carrilero, es un casi fijo Nacho López, al igual que Arruabarrena es el '9' preferido por el entrenador, acompañado por Romay en la mediapunta. En el eje de la zaga, Víctor Vázquez "Churre" ha sido el único jugador de campo que no ha tenido descanso.

Iniciativa

Pese a que el entrenador al principio de la temporada el entrenador inculcaba el mimo del balón, en los últimos partidos el Pontevedra no se ha obsesionado tanto por llevar la iniciativa del partido, centrándose más en no hacer concesiones al rival y evitando errores que pudieran costar caro al final.

El equipo granate no llega a ser brillante con la pelota, aunque deja destellos muy buenos gracias a la intensidad y compromiso de los futbolistas.

Salamanca

Tras superar el "Tourmalet", con el Burgos iniciaba un mes con rivales, a priori, más asequibles. El próximo encuentro será ante un Salamanca en puestos de descenso. Los granates vuelve a Pasaron pero el encuentro comenzará más tarde del horario habitual, arrancando a las 18.30, retrasando la hora de encuentro para no hacerlo coincidir con el Barcelona-Real Madrid que se disputa también este domingo a las 16:15 horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas