05 de agosto de 2017
05.08.2017

El Porriño Industrial, quinta piedra de toque para el equipo

Cambados acoge el encuentro a partir de las 19 horas

05.08.2017 | 03:12
Añón y Presa persiguen el balón en un entrenamiento. // Gustavo Santos

El Pontevedra vuelve a probarse en un nuevo amistoso. Tras ir mejorando su imagen progresivamente en los 270 minutos que hasta ahora ha disputado, el cuadro granate se enfrenta al que, en teoría, será el rival más débil hasta ahora en la precampaña: el Porriño Industrial.

El Campo Municipal de Burgáns, en Cambados, acoge a partir de las 19 horas el encuentro entre el cuadro de Segunda B y el del Grupo Sur de Preferente Autonómica.

El bloque porriñés acude al encuentro, que se enmarca dentro de la Fiesta del Albariño, con el objetivo de prepararse para una temporada en la que buscará estar entre los equipos punteros de la categoría para poder aspirar a soñar con dar el salto a Tercera División.

El equipo entrenado por el exgranate Rubén Sotelo quedó la pasada campaña en novena posición pese a remontar puestos tras un mal inicio e incluso llegar a asomarse a los puestos de ascenso. El equipo contaba con viejos conocidos de la afición de Pasarón como Claudio Giráldez, David Sestelo, Carlos Campo o Benja. Algunos de ellos podrán volver a enfrentarse hoy a su exequipo.

Por su parte, Luisito aprovechará para repartir minutos, ya que mañana tendrá otro choque, en este caso en A Estrada ante el Estradense (20 horas). De este modo, futbolistas como David Castro o los juveniles Garrido, Juan o Antón quizá tengan opción de participar en el encuentro. Quien es duda es Álex González, que no pudo vestirse de corto ante el Sporting de Gijón por molestias musculares.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine