22 de abril de 2017
22.04.2017

El Teucro regresa a Asobal

El empate en casa ante el Barcelona y la derrota del Palma del Río lleva al equipo azul a la élite

22.04.2017 | 21:49
Los jugadores del Teucro celebran el ascenso. // R. Vázquez

El Teucro regresa a la mejor liga de balonmano del mundo. El equipo pontevedrés acaba de lograr el ascenso a Asobal después de empatar esta tarde en casa ante el Barcelona B (26-26) y que Palma del Río, el único rival que podía aguar la fiesta, perdiera inesperadamente ante el Bordils (27-26).

De este modo, el equipo que dirige Quique Domínguez vuelve a la élite que había abandonado apenas hace un año. El Pabellón Municipal de Deportes de Pontevedra es en estos momentos una fiesta protagonizada por los jugadores y la afición, fiel al equipo en una campaña impecable.

El presidente del Teucro, Carlos García Alén, es una de las personas más felices por el ascenso, el segundo que vive al frente de la entidad, pero quiso tener un recuerdo especial para Johnny Medina, el jugador brasileño que se lesionó hace unas jornadas y que acaba de ser operado de la rodilla. "Hoy tenía que estar aquí y le deseo que se recupere lo antes posible porque los necesitamos en Asobal", dijo García Alén.

Tras felicitar a los jugadores y al cuerpo técnico, a los que "nadie regaló nada", el presidente tuvo una mención especial para los socios y aficionados "porque con ellos se logró esta gran proeza, a falta de dos jornadas". De hecho, García Alén admite que "no contábamos con ascender hoy, tenía asumido que sería en la última jornada". "Ahora iremos a Palma del Río a disfrutar y a ver cómo nos hacen el pasillo de honor".

Con respecto a la continuidad del entrenador, el presidente subraya que Quique Domínguez tiene contrato para la próxima temporada "y tiene las puertas abiertas para estar en este club los años que él quiera. Es el segundo ascenso que consigue y estamos muy contentos con su trabajo".

Por su parte, el entrenador Quique Domínguez, aseguró estar "aliviado" después de que su equipo sellase esta noche su regreso a Asobal.

"Siento una alegría muy grande porque ha sido una temporada muy dura y de mucho trabajo. Empezamos en agosto con un equipo nuevo y muy joven y ha sido una temporada increíble. Me alegro especialmente por mis jugadores", declaró el técnico pontevedrés.

Sobre el partido ante el Barcelona B, Domínguez indicó que "en el primer tiempo perdimos el nivel de contacto y eso no penalizó. En el descanso hablamos de subir el nivel defensivo. Lo conseguimos y a ellos ya les costó mucho más. Ahí estuvo la clave. Esto es un éxito de todo el equipo".



Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Este sábado, a las 16.15, se disputa el Celta - Valladolid y en FARO te invitamos a Balaídos. Responde a nuestras preguntas y gana 2 entradas en Tribuna para ver el partido.