16 de febrero de 2017
16.02.2017

La continuidad como receta para dejar atrás la mala racha

Los capitanes del Pontevedra analizan los últimos resultados negativos - "Creemos en cómo trabajamos, así que no hay que cambiar lo que nos colocó arriba", aseguran

16.02.2017 | 02:54
Álex Fernández (izquierda), Edu Sousa (centro) y Kevin Presa, tres de los capitanes del Pontevedra, se unen ante la mala racha. // Rafa Vázquez

Unidad, frialdad, confianza y trabajo. Esas son las palabras que más repiten los capitanes del Pontevedra al hablar sobre la actual dinámica del equipo. Edu Sousa, Álex Fernández y Kevin Presa tienen claro que el antídoto a cualquier bache pasa por mantener la continuidad en el trabajo que el equipo lleva haciendo durante toda la temporada. "Si los resultados estaban saliendo bien hasta ahora, ¿por qué vamos a cambiar las cosas? Debemos creer en nosotros mismos y no volvernos locos pensando en el play off. Esa era nuestra premisa y debe seguir siéndola", resume Kevin Presa.

El más joven de los capitanes demuestra el porqué de su elección como representante por parte del vestuario. También lo hace Edu, que habla con el aplomo de quien, con solo 25 años, conoce el deporte en profundidad: "Las malas rachas, a veces llegan porque sí. No podemos darle muchas vueltas porque sino, nos plantamos en viernes y el domingo tenemos que competir. Hacer eso solo conduciría a otra derrota".

Edu, Álex y Kevin manejan el mismo discurso. Un diálogo homogéneo que demuestra la "unidad" de la que tanto gala un equipo que, por el tono de sus palabras, no está ni mucho menos hundido. "Imagínate qué pensarán los demás clubes cuando ven que no estamos obteniendo resultados y seguimos cuartos. Dirán: cuando el Pontevedra recupere la buena dinámica no va a haber quien lo coja", expone Edu. Mientras, Álex apuntilla que en el fútbol, "como en la vida", es necesario "saber sacar las cosas positivas de cada momento". Y en este escenario, los jugadores se aferran a su posición privilegiada en la tabla.

Sobre si el hecho de verse tantas jornadas en play off puede haber convertido jugar la fase de ascenso en una obligación, el portero recalca que en el ADN del deportista debe ir la palabra "ambición" y la oportunidad de entrar entre los cuatro primeros "es buena", pero tampoco puede existir "una obsesión, porque sería un error". Por su parte, Álex reafirma la teoría de sus compañeros y recalca que las malas dinámicas les llegan "a todos los equipos". "La nuestra viene ahora y es momento de no cuestionárselo todo. Conviene mirarse a uno mismo para ver qué está haciendo mal, luego corregir como colectivo y, por último, ser fuertes mentalmente", admite el ourensano.

Lesiones

Preguntados por si las lesiones están influyendo en la dinámica, todos tienen claro que todas las ausencias son importantes. "No creo que la baja de Barco tenga una relación tan directa con la falta de gol como se dice. Veo trabajar a Mateu y entiendo que tiene tanta capacidad goleadora como Mario o más", sentencia Edu.

Por ello, es momento de reaccionar y el Racing puede ser un buen rival porque "su campo es más amplio para jugar", aunque como Edu admite, "ya da igual el contrincante porque lo que desea el vestuario es ganar sí o sí".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook