24 de agosto de 2015
24.08.2015

El Pontevedra, con los mismos defectos

Los de Luisito volvieron a crear ocasiones pero sin acierto en los metros finales, recordando las sensaciones de la fase de ascenso - Borjas Martín, goleador en la pretemporada, estará a disponible la próxima jornada

24.08.2015 | 04:42
Carnero, que no mete un gol desde el pasado mes de abril, se lamenta de una ocasión fallada ante el Guijuelo. // Gustavo Santos

La batalla entre el Pontevedra y el Guijuelo sirvió para conocer la algunas de las novedades del equipo que peleará en Segunda B por asentarse en la categoría. Sobre el campo saltó un equipo similar al del año pasado, tres de los fichajes: Verdú, Jandrín y Álex Fernández, al que se les sumó después la entrada de Miky. Novedades que permitieron apreciar una mejora en la creación de jugadas y mayor velocidad por las bandas. Pero a pesar de ellas, el equipo volvió a mostrar las carencias del año pasado: la falta de acierto de cara al gol.

Precisamente este equipo sigue generando ocasiones de gol, pero la falta de acierto en los últimos metros volvió a penalizar a los granates, que vieron cómo los rivales no perdonaron su ocasión más clara para acabar con un 0-1 final. Demasiado premio para los visitantes a tenor de lo visto hasta el momento de la expulsión. "El gol que falló Jandrín (en el minuto 7) fue clamoroso. Tenía la portería para él solo y la vaselina la echó fuera. La de Carnero, se encontró con ella (minuto 19) y luego aún tuvo otra (minuto 29)..., incluso cuando acabamos con 10 jugadores fuimos valientes y ellos no fueron capaces de salir. No tengo nada que reprochar: el gol o lo tienes o no lo tienes, pero jugando así vamos a ganar más partidos que perder", analizaba el propio Luisito tras el partido y reconocía que Segunda B "es una categoría muy perra, le das una ocasión a un futbolista y te mete dos y nosotros de cuatro no metimos ninguna".

Carnero, peleado con el gol

Y es que el pasado sábado, en la primera prueba seria de la temporada, no se vio un atisbo del potencial goleador que demostró el equipo en los partidos de preparación, eso sí, ante rivales de menor categoría que el Guijuelo. A nivel particular, el Pontevedra echó de menos el idilio con el gol que tuvo Pablo Carnero durante buena parte de la pasada temporada y que le llevó a anotar 19 goles en la Liga. Ahora lleva desde el 19 de abril sin conocer lo que es marcar, incluyendo los partidos de preparación.

Precisamente, el Pontevedra repitió los mismos problemas que mantuvo en la fase de ascenso. Los granates perdonaron sus ocasiones de gol ante el Mensajero y se volvieron a Pasarón en la eliminatoria directa con la obligación de forzar una remontada que no fructificó, perdiendo la posibilidad de ascender directamente. Tras superar al Manzanares, de nuevo la falta de gol en la ida contra el Haro obligaba a la remontada en casa. En esta ocasión sí se logró anotar tres goles, dos de ellos de Jorge Rodríguez, que abandonó la disciplina granate, y otro de Kevin Presa.

Con la vitola de goleador, el club del Lérez fichaba al delantero Borjas Martín con la intención de repartir la tarea anotadora con Carnero, y que la temporada pasada anotó 14 goles en un equipo de zona media de la tabla en Segunda B como el Astorga, pero que se perdió la primera jornada el pasado sábado por sanción.

Goleador de pretemporada

Jugador de rachas goleadoras, de los 18 goles que anotó el equipo granate en los partidos de preparación, 6 llevaron su firma. El jugador estaría disponible la próxima semana para debutar en competición oficial con los granates.

Con menos gol que el canario, Tomás es otro de los que están en un momento de forma extraordinario. Entró como revulsivo ante el Guijuelo, pero al estar con uno menos tuvo que trabajar demasiado lejos de la portería.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine